Las cancelaciones

    Compartir

    El presidente Luis Abinader ha optado por producir “cancelaciones” en vez de disponer designaciones. Habitual que se anuncien paquetes de cancelaciones de viceministros o subdirectores. La cultura del poder, o al menos de los consultores del pasado, era designar, y con la misma, la obvia destitución. Ahora se quiere martillar con las cancelaciones. Es innecesario. Decir que quitan a Agripino Núñez Collado del CES, para luego anunciar que lo designan como “asesor honorífico del Poder Ejecutivo”, o la cancelación de Dagoberto Tejeda, para explicar que fue un “error”, o el caso de Niní Cáffaro, destituido como director del Teatro Nacional para luego informar que fue pensionado. Son yerros que no tienen razón de ser. Nada grato.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir