Mal agüero

    Compartir

    En la memoria colectiva es opaca la declaración de bienes del honorable presidente de la Cámara de Diputados, desde principio de siglo. Quizás por eso el joven Máximo Eladio Romero Marcial lo abordó como lo hizo en el estadio Quisqueya. Radhamés Camacho dice que nada tuvo que ver con el apresamiento, y lo mismo asegura la administración del play, pero es sospechoso el operativo desplegado para la detención. Lo transparente es el uso abusivo del poder contra un ciudadano. Que lanzó una expresión que podría considerarse ofensiva a la dignidad del legislador, habría que contrastarla en el contexto. Pero si fuese así, el legislador conoce las vías para un resarcimiento. El apresamiento es de mal agüero.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir