No debe suceder

    Lo menos que le podía venir al país en estos días es una confrontación prolongada entre médicos y autoridades de Salud Pública. Fue muy proactiva y solucionadora la decisión del gobierno de reponer los cincuenta médicos cancelados, sin dar demasiado vueltas a una situación que por demás es injustificable. En medio de la pandemia resulta inconcebible disponer la cancelación de ningún personal de salud, a no ser que cometa una falta grave. Así como se decidió reintegrar a los médicos cancelados, bajo la presión de huelga de hambre, urge que se les pague a los médicos contratados en Santiago que no cobran sus sueldos hace 6 meses. Son de las cosas que no deben suceder.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.