No hablen mal del caballo

    Compartir

    El pugilato que se ha formado entre el Gobierno actual y el pasado, por la situación económica hallada por las autoridades de ahora, se parece en argumento al cuento del hombre que le vendió un caballo “muy bueno” a otro que luego quedó disgustado porque determinó que se trataba de un caballo viejo y cansado (no necesariamente un penco), que según el comprador no servía para nada y solo quería estar echado. El vendedor le recomendó al frustrado comprador no hablar mal del caballo porque entonces no podría venderlo más adelante, pues lo estaba desacreditando. La moraleja se da porque si se dice que el país está quebrado, ¿quién comprará los bonos del Presupuesto 2021?

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir