Palo y palo

    La gente es olvidadiza, pero es muy temprano para olvidar que la semana pasada a Miguel Vargas Maldonado le propinaron un garrotazo por los 400 metros, por el mismo centro, que para nada fue una sorpresa. El antiguo vocero de los diputados Radhamés González, uno de los hombres fuertes del canciller, se cambió para el PRM, y lo único que se sabe es que lo hizo porque no quedó en ninguna posición electiva. Ahora es Hugo Beras, un hombre manso que le da otra estocada con la renuncia a la candidatura a la alcaldía del Distrito Nacional. No explica razones. Un simple retiro, pero dicen que le brindará apoyo a Carolina Mejía. Palo y Palo.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.