Perdió la educación

    No tiene sentido ponerse ahora, después de que la ADP llamó a los maestros a reintegrarse a las aulas, a hacer comparaciones de si hubo algún ganador entre el gremio magisterial y el ministro de Educación. Que le tumbaron el pulso al ministro; que la ADP tuvo que recular, que si fue política o no, que la maquinaria estatal fue puesta contra sus dirigentes. En los días en que los docentes estuvieron negados, perdió la educación, perdieron los alumnos, los padres, el país entero, todos perdimos, por lo que más que sacar cuentas mirando hacia atrás ojalá que haya sido el último paro de la ADP, en el entendido de que la educación es el alma de los pueblos, el verdadero nombre de la libertad.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.