Ana Gloria de la Cruz viuda Estrella

    Compartir

    El fallecimiento de doña Ana Gloria de la Cruz viuda Estrella entristece a todo su entorno familiar, también a quienes la conocieron, trataron o recibieron sus sabias enseñanzas de educadora de toda la vida.
    Nacida en Tenares, provincia Hermanas Mirabal (Salcedo) en 1932, hija menor de una humilde familia campesina, desde su niñez expresó inquietud por la enseñanza, lo que fue cultivando a base de sacrificios.

    Sus primeros años de escolaridad transcurrieron en la escuela rural de La Jagüita, Tenares; y luego en la escuela Salustio Morillo de Tenares, hasta el octavo grado. Durante el segundo año del bachillerato en Salcedo recibió un entrenamiento especial, concentrado en Pedagogía, que le permitió titularse como Maestra de Escuela. Con 19 años, inició su labor en la escuela Salustio Morillo en Tenares, hasta 1965. Empezó a hacer lo que siempre quiso, y así fue durante 35 años ininterrumpidos.

    En 1959 contrajo matrimonio con Manuel Estrella Escaño, con quien procreó a Manuel, Lissett y Alejandro. En el año 1965, la familia se trasladó a Santiago, al sector Villa Progreso, donde residió hasta ahora. Allí continuó con su pasión y fue maestra fundadora de la Escuela Padre Fortín. También en la Escuela Primaria Francisco Villaespesa, en Los Pepines, y en la Escuela de Hoya del Caimito, en Villa Progreso. En 1973 fue inaugurada la escuela Santiago Guzmán Espaillat, donde laboró durante 7 años, como profesora y directora, hasta su jubilación.

    A doña Ana Gloria solo se le conoció como quiso ser: maestra, y como tal era apreciada. Su casa siempre estuvo abierta a quien necesitara alguna consulta, preparar y reforzar materias, y todo lo que fuese ensanchamiento del conocimiento.

    Fue una vida consagrada a la educación. Hoy, hombres y mujeres de éxito, profesionales y empresarios, agradecen haber pasado por las aulas de Ana Gloria de la Cruz, a quien definen como una madre; como una gran maestra.

    Su legado es parte del desarrollo de Villa Progreso y su nombre queda por siempre en la memoria de la comunidad, a través del “Liceo Ana Gloria de La Cruz”, un centro educativo que con su nombre reconoce sus años de enseñanza y de servicio.

    Nuestro pesar y solidaridad con la familia Estrella de la Cruz.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir