Entramos a un nuevo ciclo

    Compartir

    En ocasión de las detenciones por cargos de corrupción, este diario comentó en su editorial del 1ro. de diciembre que “la pregunta obligada es, viendo la dimensión de los hechos: ¿hasta dónde llegarán las autoridades?”

    Y sostuvimos que “las detenciones también podrían ser suficientemente sugerentes. Quienes están a cargo de la actual Administración deben medir sus pasos. Hacer realidad la palabra transparencia y apartarse de todo lo que sea uso indebido de los bienes públicos”.

    Decíamos además: “Estas persecuciones contra supuestos ilícitos van más allá del momento. La ciudadanía está atenta. Cualquier acto que dé lugar a un procedimiento persecutorio entraña un nivel de descrédito público. En consecuencia, no solo se corre el riesgo de la sanción penal”.

    Y concluíamos: “Hay que andar por la regla. Si existe una voluntad y un empoderamiento de la representación de la sociedad, significa que mañana esa determinación deberá establecerse con más rigor y mayor firmeza. Asumimos que estamos solo en el principio de un nuevo ciclo en la vida pública dominicana. Deseamos creer que es así”.

    El mensaje del presidente Luis Abinader ayer a sus ministros y demás funcionarios nos indica el grado de comprensión que tiene sobre el curso de los acontecimientos. Ha reiterado que “el Ministerio Público tiene total libertad para investigar y someter a la justicia cualquier expediente que involucre cualquier acción contra el patrimonio de los dominicanos”. Y pide no generar un circo de la persecución, ni un espectáculo de la infamia arrastrándonos todos por el barro, porque la justicia no es venganza. Y no podemos, por la responsabilidad de los cargos que ostentamos, dividir al país, ni polarizarlo”.

    El presidente Abinader deja claro “que el dinero público será objeto de la máxima protección y nadie podrá malgastar ni un solo peso sin consecuencias”.

    Y advierte que “la lupa ya estaba puesta sobre nosotros. Y ahora lo estará aún más. Sobre todos los que estamos aquí. Por eso les reitero mi petición de total y absoluta honestidad y honradez”.

    “Este gobierno ha renunciado al poder que tuvieron los anteriores sobre el control del Ministerio Público. A quien cometa un acto ilícito nadie le protegerá. Sea quien sea. Yo di mi palabra, y así será”.

    Entramos a un nuevo ciclo.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir