Hay que arrancar

    Compartir

    Es loable el optimismo que impulsa al presidente Luis Abinader. Son encomiables sus deseos de hacer cosas, de superar el estado en que pretende postrarnos la pandemia.
    Con ese ímpetu inició sus primeros pasos en el gobierno. Agotó rápidamente un programa de visitas a diferentes regiones donde hizo anuncios estimulantes, como para devolver la esperanza.

    Una obra aquí, varias allá. Nuestra periodista Darielys Quezada inventarió las más importantes en el gran Santo Domingo, Santiago, La Vega, Puerto Plata, Montecristi, Samaná, San Pedro de Macorís, La Altagracia, San Cristóbal, Barahona y Pedernales.

    Todo eso es más que alentador. Mientras el presidente Abinader compromete su palabra y se empeña en materializarla, no observamos indicaciones de que se arranca, aún sea a ritmo moderado.

    La enumeración de las obras se hizo a propósito de los seis meses de gestión, y es inevitable que nos preguntemos si continuará sus anuncios, y si los podrá llevar a cabo.

    No escapa a nuestro entendimiento el grave momento que vive la República. Las urgencias que desata la coyuntura. La esencial necesidad de producir alimentos, de mejorar los servicios de transportación humana, abastecer agua potable a decenas de comunidades y fundamentalmente, empeñarse hasta el límite en tratar de mantener el control de la pandemia. El inicio de la campaña de vacunación, para referir un aspecto, se convierte en la demanda del momento.

    No cuestionamos que el Presidente haga anuncios esperanzadores. Eso es bueno, pero con tantas urgencias, con las limitaciones en los recaudos, con el progresivo endeudamiento, inquieta si podrá acometer tantas obras. Y faltan.

    Digamos que sí, que los recursos estarán disponibles. Pero entonces pensamos en el tiempo, que no se puede soslayar, pero no hay detalles específicos sobre algunos proyectos ni tampoco inician las licitaciones.

    Y hablamos de megaproyectos y obras comunitarias. En algunos casos, sujetos a inversiones público-privadas.

    Avancemos, sí, es correcto. Pero hay que arrancar.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir