PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Cuando se da una conversación en la que uno de los participantes eleva los dedos mayor e índice de cada mano y los mueve hacia abajo dibujando comillas, nos está haciendo un entrecomillado aéreo, término que es muy usado en inglés de la manera siguiente: “air quote”.

Este gesto se da cuando se pone en duda lo que en el aire se entrecomilla con los dedos y viene acompañado de cierto sarcasmo.

Me dijeron que Pedro, el novio de Lucía, es un “excelente” cantante. Este es un ejemplo que nos muestra que esa palabra entrecomillada, que invita a dudar lo que decimos, se compagina con lo explicado en principio en este escrito.

Después de explicado el tema de la comilla aérea, pasemos a ver qué son las comillas. Pues estas son un signo ortográfico doble y en español debe colocarse tanto la de apertura como la de cierre.

Hay varios tipos, pero en nuestro idioma aplican las siguientes: las angulares, latinas o españolas (« »); las inglesas (“ ”) y las simples (‘ ’).

Las angulares, latinas o españolas (« »), explica la Fundéu, pese a no ser las más accesibles en los actuales teclados y dispositivos, son las que las academias de la lengua recomiendan en textos impresos.

En el caso de las comillas inglesas (“ ”), las fuentes oficiales indican que lo adecuado es emplearlas en segunda instancia, es decir, cuando se desea entrecomillar un texto o una palabra enmarcados dentro de un texto ya entrecomillado con las angulares.

En lo concerniente a las comillas simples (‘ ’), se hace énfasis en que no deben confundirse con el acento, que es una pequeña raya oblicua.

El uso de las comillas puede aplicarse en varios aspectos: para mostrar duda de lo que se dice, como el ejemplo de entrada en este artículo; para incluir frases o citas, mencionar títulos de obras, hacer notar los extranjerismos, señalar el carácter especial de una palabra o expresión, delimitar la extensión del título y hasta para utilizar el doble sentido.

Un detalle importante que he notado que se les escapa a muchos: debemos recordar que los signos de puntuación van pegados a las palabras que los acompañan, es decir, no debe haber espacio entre ellos, y esto aplica tanto en la apertura como en el cierre.

¡Gracias por leerme!

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Adelaida Martínez