El triunfo del 19 de marzo de 1844

El pasado sábado se cumplieron 178 años de la 1era batalla de los dominicanos, para defender la independencia recién conquistada, al margen de las escaramuzas en la Fuente del Rodeo, Cabeza de Las Marías y Las Hicoteas. Importancia capital tiene este encuentro entre invasores y patriotas, que influyó positivamente en la voluntad nacional por la independencia y control de sus destinos. Apenas 20 días antes había sido proclamado el nacimiento de la nueva República como país soberano e independiente, por el triunfante movimiento de los Trinitarios, en franca contraposición a los anexionistas. Desde el momento mismo que se conoció en Haití la existencia del movimiento emancipador y los aprestos de los dominicanos, el Presidente Haitiano Charles Herard organizó el ejército de ese país bajo la consiga que venía como “misionero de paz y de verdad”, planteado en una proclama dirigida al ejército y ciudadanos dominicanos el día 13. Comandaba la columna central del ejército haitiano que penetraba por San Juan hasta Azua compuesta por cerca de 10,000 soldados y el General Jean Louis Pierrot se dirigía otra con la misma cantidad de hombres hacia Santiago. Mientras igual número de soldados comandados por el General Souffront penetraban más al sur y se acantonaban en Neyba. Los dominicanos dirigidos por Manuel de Regla Mota, Antonio Duvergé, Vicente Noble y José Ma. Cabral se ocuparon de la estrategia de hostigar al ejército haitiano y retrasar el avance de la columna del sur, la cual se reuniría con la central, dirigida por el Presidente Herard. El General Pedro Santana llega a Azua el 18 por la tarde al frente de 2,000 hombres entre hateros, peones, montoneros de El Seibo, Hato Mayor e Higüey mientras los oficiales dominicanos tenían dispuesto el orden de batalla para el inminente combate con las tropas haitiana que habían atraído hacia Azua. El 15 había llegado a territorio dominicano Juan Pablo Duarte quien desde Curazao traía fusiles para el ejército dominicano que serían de vital importancia para la defensa del territorio nacional. Bajo el mando central de Santana, Nicolás Mañón, Francisco Soñé, Juan Esteban Ceara, Lucas Díaz, José del Carmen García, Matías de Vargas, Feliciano Martínez y José Legar, entre otros, fueron responsables de la retirada y enorme mortandad del ejército invasor. Murieron: dos generales, tres coroneles y un gran número de oficiales de todos los grados. La retirada de Santana a Sabana Buey después del triunfo en Azua, el enfrentamiento de este con Duarte y las batallas sucesivas son otra historia. La situación de hoy da vigencia a este evento que apuntaló la dominicanidad, A 178 años de este hito de la independencia, hacen vida en territorio dominicano decenas de veces más exiliados económicos y sociales de la vecina Haití, que los 30,000 soldados que liderados por Herard pretendían prolongar la dominación que por 22 años mantuvieron sobre la parte oriental de la isla.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.