Es necesario pasar balance

¡Hoy no quiero escribir de ortografía! Se acaba este año 2021 y entiendo que toca aligerar un poco a quienes nos leen con algo diferente, pero sin salirnos del camino.
Creo que, a ley de horas para el Año Nuevo, escribir del oficio es oportuno, para invitarlos, además, a reflexionar sobre su carrera, sus metas y expectativas más allá del presente.

Para mí, despedir un año significa pausar para pasar balance sobre nuestras acciones, siembras y cosechas de vida.

Es oportuno preguntarnos al finalizar el año: qué tanto hemos crecido como seres humanos en los principales ámbitos de nuestras vidas y qué hemos hecho para que esto sea posible.
Pero también toca, dentro de ese balance, ver las cosas que no debieron ser y garantizar que no se repitan en lo adelante.

Hay muchos elementos que contribuyen al crecimiento que se aplican en todas las áreas de nuestras vidas: fomentar los principios y valores, aceptar nuestros errores, ser multiplicadores de lo aprendido, aplicar la empatía, ética, dedicación, honestidad, franqueza y definitivamente amar lo que hacemos porque eso se reflejará en cada uno de nuestros trabajos.

Y a propósito de crecer, hay una reflexión de García Márquez que encierra tres elementos que quiero compartir en este escrito: “Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética”.

Pregúntate qué estás haciendo para crecer y ser mejor en tu vida, con especial énfasis en tu oficio, que al igual que todas las carreras, tiene como base aquello que originó que te inclinaras a desear serlo; que luego empezó a hacerse realidad en la universidad y se concretó cuando te dieron el título de altos estudios.

Precisamente quien calificó al periodismo como el mejor oficio del mundo, nos dejó muchas reflexiones sobre la gran pasión que debe sentirse a la hora de ejercerlo y que, en definitiva, quienes lo elegimos nunca dejamos de vivirlo independientemente de si estamos activos o no en un medio de comunicación.

Este año finaliza, aún con la pandemia del covid-19 activa y otros virus que siguen haciendo daño. Vamos a cuidarnos físicamente sin dejar de observar nuestro interior, porque de nada vale que la superficie se vea bien, si en las entrañas de nuestro ser el resto anda mal.

Deseo un feliz Año Nuevo a todos los lectores de elCaribe y que, como meta, nos propongamos ser mejores seres humanos tras una revisión externa e interna.

¡Gracias por leerme!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.