Feminicidio y femicidio, palabras correctas

Tanto la palabra feminicidio como la variante femicidio son formas válidas para referirse al ‘asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia’.
En los medios de comunicación dominicanos pueden encontrarse ambos sustantivos, aunque femicidio es menos frecuente: «El documento también hace referencia a la preocupación de los obispos por el notable incremento de los feminicidios», «Detrás de la tragedia del feminicidio quedan las víctimas invisibles, que son los niños y adolescentes huérfanos», «Ministra de la Mujer pide tipificar los feminicidios como crímenes especializados», «Más de dos décadas después, la República Dominicana continúa con una de las tasas más altas de feminicidios de América Latina», «La protesta se difunde bajo el eslogan “Vivas nos queremos #NiUnaAnibelMás”, en alusión a Anibel González, la última víctima nacional de femicidio» o «El psicólogo clínico explica que cuando se va a informar sobre un femicidio es importante […] no resaltar las cualidades positivas del agresor».

El Diccionario de la lengua española registra con el mismo sentido las grafías feminicidio y femicidio, con preferencia por la primera, así como el adjetivo feminicida, que alude a la persona que comete feminicidio.

Feminicidio puede considerarse formada a partir del término latino femina con el sufijo –cidio, mientras que la variante femicidio proviene de la voz inglesa femicide y está ya muy asentada en países como Chile o Guatemala, que de hecho incluyen femicidio en su legislación.

La extensión de femicidio puede haberse visto favorecida por la influencia de otros términos semejantes creados a partir de bases bisílabas: filicidio, parricidio y, siguiendo esta pauta, femicidio.
También puede haberse formado por haplología, fenómeno que consiste en la ‘eliminación de una sílaba semejante a otra contigua de la misma palabra’, como ocurre con humedad y aparición, en lugar de humedidad y aparecición.

Por último, cabe señalar que estos sustantivos pueden emplearse para referirse tanto al asesinato individual de una mujer como al homicidio sistemático de mujeres, en especial en ámbitos en los que no existe un fuerte reproche social o cultural de estos hechos. Por ejemplo, hay culturas donde el feminicidio (o femicidio) consiste en matar a las niñas cuando nacen.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.