José Miguel Fernández
Especial para elCaribe

Recuperar la confianza en una nueva Cámara de Cuentas

Desde la fundación de la República la sociedad dominicana aspira a contar con una Cámara de Cuentas independiente, comprometida con la transparencia y la administración eficaz del patrimonio del Estado, que cumpla su rol constitucional de prevenir, controlar y fiscalizar el uso correcto y aplicación efectiva de los recursos públicos, sin embargo, por diversas causas esta importante institución ha perdido credibilidad y la confianza de los principales sectores de la sociedad.

En la actualidad urge transformar y fortalecer la Cámara de Cuentas en una entidad competente, dotada de capacidad financiera propia y capital humano suficiente, a fin de que todas las entidades y órganos del Estado sean fiscalizados y auditados cada año de manera oportuna, conforme la Constitución y la ley.

Esta aspiración de la sociedad, y nuestro compromiso con recuperar la confianza de la población, unidos a nuestra firme decisión de fortalecer y consolidar la institucionalidad, constituyen el motivo principal para pretender servir a mi país y contribuir a materializar los objetivos , metas y líneas de acción de la Estrategia Nacional de Desarrollo, de modo que la ciudadanía disfrute de un real y efectivo, cito: “Estado social y democrático de derecho, con instituciones que actúan con ética, transparencia y eficacia al servicio de una sociedad responsable y participativa, que garantiza la seguridad y promueve la equidad, la gobernabilidad, la convivencia pacífica y el desarrollo nacional y local”.

En la nueva Cámara de Cuentas actuaremos con objetividad e independencia, a fin de vigilar el cumplimiento de las normas, objetivos y metas de una administración pública que sea eficiente, transparente y oriente sus acciones a resultados, amparada en el respeto al imperio la ley.

Tan pronto seamos escogidos los miembros del pleno de la Cámara de Cuentas implementaremos los siguientes planes:
*Fortalecer el rol y la independencia de la Cámara de Cuentas.
*Implementar normas de;prevención y procurar que los actos de corrupción administrativa comprobada sean sancionados con todo el peso de la ley;

*Crear y consolidar el departamento de auditorías forenses;
*Promover modificar la ley 10-04, a fin de gestionar y lograr dotar a la Cámara de Cuentas de capacidad financiera propia y de recursos humanos suficientes y calificados para la fiscalización oportuna de la administración de los recursos de la nación;
*Fortalecer la contraloría social;
*Incluir a la ciudadanía en la Mesa de Control;
*Crear y consolidar el Departamento de Auditorías Forenses;
*Aplicar normas para la prevención y sanción de corrupción pública y privada;
*Velar por la administración ética, transparente y eficaz de los recursos del Estado’
*Accionar contra los servidores públicos que no entreguen las informaciones en el plazo establecido;
*Crear la Carrera y la Escuela Especializada de Auditoría;
*Consolidar el control social;
*Acercar la Cámara de Cuentas a la población;

Concentraremos acciones para monitorear el grado de cumplimiento de los procedimientos, objetivos y metas institucionales del Estado. La nueva Cámara de Cuentas en su calidad de órgano de control externo, tendrá que cumplir con velar, primero, por el control de cumplimiento y normativo;, segundo, el control financiero; tercero, el de gestión de la administración pública; y cuarto con la realización de auditorías forenses.

Las irregularidades que sean identificadas en la gestión pública serán objeto de auditorías forenses, a los fines de que la Procuraduría General de la Republica cuente con las pruebas conforme el debido proceso y logre condenar a los responsables a la pena correspondiente, según la gravedad del caso.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.