PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Reestructuración de las Juntas Electorales

Dentro de las múltiples tareas que tiene la JCE está la de conformar las 158 Juntas Electorales que administrarán las elecciones en los distintos municipios del país.

Dentro de las múltiples tareas que tiene la JCE está la de conformar las 158 Juntas Electorales que administrarán las elecciones en los distintos municipios del país. La Comisión de Juntas Electorales y Partidos Políticos ha realizado un trabajo de consulta a nivel nacional que tiene más de un año. Este ha sido un arduo proceso de diálogo en el que la representación local de los partidos políticos y las organizaciones de la sociedad civil han tenido la oportunidad de participar y presentar sus propuestas de integración de las Juntas Electorales. Es encomiable el esfuerzo de la JCE para lograr que estas Juntas sean fruto del más amplio consenso.

Prueba de lo anterior es el documento “Propuesta de Conformación, Estructuración y Reestructuración de Juntas Electorales” sometido a consulta desde el pasado mes de abril y la audiencia pública con los partidos políticos realizada a principios de mayo. Los resultados de esta audiencia están siendo considerados por la Comisión responsable del tema, para la elaboración final de la propuesta de Juntas Electorales que deberá ser sometida al pleno. Una vez designadas, se abrirá el proceso formal de impugnaciones conforme lo establecido en la ley del Régimen Electoral. Es decir, la legislación abre vías para la participación, aún después de que el pleno tome la decisión sobre la integración de estas instancias.

Insisto en esto, porque el trabajo de las Juntas Electorales es de vital importancia para la calidad del proceso electoral y la confianza en sus resultados. La administración local de las elecciones es una dimensión primordial para la integridad de las elecciones. Por esta razón, se debe procurar que estas instancias estén integradas por personas con las condiciones técnicas y éticas, y el reconocimiento social que den garantías de una buena administración del proceso. El que sea así no solo depende de la JCE, sino también de los partidos políticos. Por lo tanto, la preocupación de estos últimos debe ser la calidad del proceso, no la conveniencia particular de su grupo.

A pesar de la amplia consulta en el proceso de integración de las Juntas Electorales, recientemente se ha criticado la dependencia del partido oficial de miembros de algunas de estas instancias y se ha indicado el desequilibrio en la representación de los partidos. Más que un llamado a romper con esta práctica, designando individuo que no estén afiliados a ningún partido político (art. 45 ley 15-19), el debate parece conducir a una mayor politización de las Juntas Electorales. Los partidos políticos deben ayudar a escoger las mejores Juntas Electorales posible y sobre todo, hacer el esfuerzo de no contribuir a erosionar, de manera gratuita, la confianza en la JCE.

Posted in Opiniones
agency orquidea