¡No inventes!

Compartir

Un proverbio judío dice “lo que no ves con tus ojos no lo inventes con tu boca” tal expresión debería ser materia de instituto, pues en la escuela de la vida, más de la media la ha reprobado! Por ignorar las posibles consecuencias o las que parecen imposibles, somos capaces hasta de secuestrar el futuro de una relación, una familia o una empresa, haciéndolas rehenes de una trágica distorsión. He visto a gente muy confiable y de buen corazón caer en la trampa de tomar decisiones de vida basadas en el comentario de un íntimo creíble. La interpretación de un hecho jamás será suficiente material para juicio. Nadie es culpable de lo que cree pero si responsable de lo que hace creer. Cuidado, tú íntimo quizá solo busca un cómplice!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir