PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En un reciente informe, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) volvió a recortar aún más su previsión de producción mundial de cereales en la vigente campaña 2022/23.

Lo que estima ahora el organismo es que el volumen se fijará en 2, 756 millones de toneladas, con una caída del 2 % con respecto a la anterior, la concerniente a 2021/22.

Según la FAO, la reducción refleja en gran medida las menores perspectivas de producción de maíz en Ucrania, donde el impacto de la guerra ha hecho que las operaciones posteriores a la cosecha sean prohibitivamente costosas.

La entidad redujo también su estimación de producción mundial de trigo de este año, aunque, a pesar de ese recorte, la nueva cifra de 781.2 millones de toneladas seguiría siendo un récord.

Mientras, en el caso del arroz, el organismo espera que la producción mundial caiga un 2.4%, por debajo del máximo histórico del año anterior.

Próxima campaña de comercialización

Al mirar ya hacia el futuro de la próxima campaña de comercialización 2023/24, las siembras de trigo de invierno están en marcha en medio de preocupaciones sobre los precios de los insumos agrícolas clave y de las condiciones climáticas adversas en Estados Unidos y la Federación Rusa, aunque los precios elevados de los cereales podrían ayudar a mantener un área superior al promedio a nivel mundial.

Los datos ofrecidos indican que en el Hemisferio Sur se están sembrando en la actualidad los cultivos de cereales secundarios, y los pronósticos oficiales en Brasil apuntan a una superficie sembrada de maíz sin precedentes.

De otro lado, la FAO estima que 45 países de todo el mundo, incluidos 33 en África, nueve en Asia, dos en América Latina y el Caribe y uno en Europa, necesitan asistencia externa para alimentos, debido a conflictos, fenómenos meteorológicos extremos y tasas de inflación vertiginosas. Así lo ha dejado saber en el informe intitulado “Perspectivas de cosechas y situación alimentaria, del Sistema Mundial de Información y Alerta Temprana (SMIA).

Las condiciones de inseguridad alimentaria en los países de África Oriental y África Occidental son motivo de especial preocupación, señala la FAO.

Para los países de bajos ingresos con déficit de alimentos, la producción de cereales en 2022/23 se pronostica en 184.5 millones de toneladas, en promedio de los últimos cinco años, mientras que el requisito total de importación de cereales se prevé en 63.7 millones, un 7 % más que el promedio de los últimos cinco años.

Caso dominicano

En República Dominicana, en lo concerniente a arroz, hay autosuficiencia, la producción para este año supera con un total de 14.4 millones de quintales. De acuerdo con datos oficiales, los números que aporta el arroz a la economía dominicana son muy contundentes.

El año pasado ese número representó más de 30,000 millones de pesos, equivalentes a 500 millones de dólares.

Cerca de 32,000 productores son los encargados de hacer posible cada año la producción nacional del arroz, de cuyo esfuerzo se desprende la generación de casi 300,000 mil empleos directos.

El país cuenta con 1.4 millones de tareas sembradas, de los cuales más de 187 mil tareas pertenecen a La Vega. La producción mundial de arroz ronda los 500 millones de toneladas al año. Es un cereal de alto consumo.

195 países miembros y un trabajo permanente

La FAO es la agencia de las Naciones Unidas que lidera el esfuerzo internacional para poner fin al hambre.

Su objetivo es lograr la seguridad alimentaria para todos, y al mismo tiempo garantizar el acceso regular a alimentos suficientes y de buena calidad para llevar una vida activa y sana.

Con 195 miembros -194 países y la Unión Europea-, la agencia trabaja en más de 130 países en todo el mundo y lo hace de forma permanente.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por Martín Polanco