Crédito al sector privado se expande en RD$90,348 millones, según gobernador del Banco Central

Compartir

El crédito neto al sector privado en moneda nacional ha crecido en unos RD$90,348 millones con respecto a septiembre del año pasado. Desde diciembre del 2019 se ha expandido en RD$51,753 millones.

Esto, después de las medidas monetarias adoptadas por el Banco Central para enfrentar la pandemia, lo que supone que el crédito interanual está creciendo sobre un 10%, dijo el gobernador de la institución, Héctor Valdez Albizu.

El funcionario se reunió con el superintendente de Bancos, Alejandro Fernández y con miembros de la Comisión Ejecutiva de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA), encabezados por su presidenta ejecutiva, Rosanna Ruiz. Se pasó revista a los efectos positivos sobre el crédito que han tenido los recursos liberados por el Banco Central mediante diferentes mecanismos de liquidez, para ser canalizados a los sectores productivos, hogares y MIPYMES.

En el encuentro, realizado en el Banco Central, se abordaron medidas adicionales que pudieran adoptarse para consolidar la fortaleza operativa de las entidades de intermediación financiera, mientras perduren los efectos del COVID-19, tanto para lo que resta del año como para el 2021.

“De lo que se trata es de crear certidumbre mediante un esfuerzo combinado de las autoridades monetarias y financieras junto a las instituciones integrantes del sistema financiero, para lograr así establecer facilidades que sigan garantizando durante el año 2021 el acceso al crédito, la flexibilización de los préstamos de los deudores en condiciones favorables, así como el incentivo a la inversión y el emprendimiento”, expresó Valdez Albizu.

Los representantes de las entidades de intermediación financiera externaron las inquietudes del sector relacionadas con el comportamiento de la cartera de crédito en medio de la pandemia; sin embargo, reconocieron el impacto favorable que han tenido las medidas implementadas por las autoridades monetarias mediante los mecanismos de liquidez y la flexibilización de la normativa bancaria.

A su vez, Valdez Albizu instó a la ABA a mantener este tipo de encuentros con las autoridades monetarias y financieras a fin de consolidar los esfuerzos que conjuntamente se están realizando para ofrecer a los diferentes sectores las facilidades financieras que posibiliten enfrentar los efectos económicos provocados por la irrupción del COVID-19.

El gobernador informó que se está evaluando presentar a la consideración de la Junta Monetaria un conjunto de medidas que permita al sistema financiero seguir coadyuvando con la canalización del crédito a los agentes económicos y a los hogares.

Además, se evaluará acoger favorablemente una solicitud de la ABA en el sentido de utilizar la tasa de interés pasiva promedio ponderada de los bancos múltiples para el cálculo de los riesgos de mercado, en lugar del promedio de 30 días, lo que representaría una disminución importante en el capital requerido en la determinación del índice de solvencia de las entidades de intermediación financiera.

Dijo además que se está dinamizando la actividad económica, de modo que la variación interanual del IMAE en agosto fue de -7.2% (mejor que el -8.8% de julio), debiéndose considerar que los resultados de esos meses en el año anterior habían sido muy favorables.

Valdez Albizu indicó que el crecimiento del crédito ha estado impulsado básicamente por las diferentes medidas de liquidez adoptadas por el Banco Central, manifestando que a la fecha “los intermediarios financieros han colocado préstamos a los sectores productivos, hogares y MIPYMES por unos RD$ 118,000.0 millones, beneficiando a unos 42,000 deudores entre empresas y hogares, quedando pendientes de colocar a la fecha unos RD$ 73,000 millones, entre las diferentes medidas de liquidez aprobadas.

De su lado, la presidenta ejecutiva de la ABA, Rosanna Ruiz, agradeció al Banco Central y a la Superintendencia de Bancos por su acompañamiento ejemplar en la consecución de los retos que sobrevienen a raíz de la crisis económica por el COVID-19, marcando la diferencia con todos los países del entorno, con respecto a la estrategia y los resultados obtenidos por las medidas monetarias, las cuales han incidido muy positivamente en la población y el sector productivo.

Señaló que, como muestra del éxito de las medidas adoptadas por la Junta Monetaria y el Banco Central, se ha logrado restructurar el 70% de los préstamos de la banca múltiple, bajo condiciones más flexible para los deudores.

En la reunión estuvieron presentes, además de Rosanna Ruiz, Christopher Paniagua, presidente ejecutivo del Banco Popular Dominicano; Samuel  Pereyra Rojas, administrador del Banco de Reservas; Steven Puig, presidente ejecutivo del BDH-León; Gonzalo Parral, gerente general de Scotiabank; Fausto Pimentel, presidente del Banco Santa Cruz; Juan Carlos Rodríguez Copello, presidente del Banco BDI; María Clara Alviárez, presidente de Banesco; y Dennis Simó, presidente ejecutivo del Banco Múltiple Caribe.

El gobernador estuvo acompañado por la vicegobernadora Clarissa de la Rocha de Torres; el gerente Ervin Novas Bello; el sugerente general Frank Montaño; el subgerente de Políticas Monetaria, Cambiaria y Financiera Joel Tejeda; el subgerente de Regulación y Estabilidad Financiera, Ramon Rosario; el director de Regulación y Estabilidad Financiera, Máximo Rodríguez; y la directora de Tesorería Yamileh García.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir