El sistema le falló a anciano que espera ver preso a su agresor

Eremio Pérez Gómez pide que su caso no quede impune.

Esta es la segunda Navidad que pasará Eremio Pérez Gómez, un anciano de 82 años con la sensación amarga que deja un clamor de justicia insatisfecho.

Doce meses han pasado de aquel fatídico domingo 6 de diciembre de 2020, en el que le fue cercenada su mano izquierda en un intento por salvar la vida de su nieta, quien era la víctima objetivo de su expareja, Argelis Roque Medina, hoy prófugo de la justicia.
En su acto heroico, Pérez Gómez salvó de una muerte violenta a “Mairení”, pero el mismo día enterró gran parte de sus planes y proyectos.

Para aliviar su pena, solo pide ver tras las rejas al hombre que cambió su vida para siempre. Probablemente, ha sido el año más largo y doloroso que ha visto pasar. Antes del lamentable hecho, había superado el coronavirus, venciendo todo diagnóstico y la lógica de aquellos que pensaron que no llegaría hasta aquí.
Pérez Gómez es un hombre vigoroso, con muchas ganas de vivir. Hasta el día en que perdió su mano se desempeñaba como maletero en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, pero en estos últimos 12 meses sus fuerzas y esperanzas se han debilitado al ver como el sistema le ha fallado.

Tanto él como su familia han sentido que su caso no es prioridad para las autoridades vinculadas en el apresamiento y sometimiento a la justicia de agresores, pese a que algunos dicen solidarizarse con el tema. Dejadez que también notan en instituciones involucradas en temas de protección a personas de la tercera edad y violencia de género. “A un año de Argelis cometer el hecho, las autoridades no han dado con su paradero, solo nos dicen que tal parece que sus familiares lo tienen bien escondido”, manifestaron los parientes del anciano.

El pedido al director de la Policía

María Esperanza Pérez, periodista de elCaribe, solicita al nuevo director de la Policía, Eduardo Alberto Then, su intervención para que el caso de su padre no quede impune y Roque Medina pague por el hecho cometido.

A 12 meses de la agresión, Argelis sigue prófugo

El agresor Argelis Roque Medina atacó al envejeciente dentro de su residencia el 6 de diciembre de 2020, y desde entonces se encuentra prófugo.
El agresor Argelis Roque Medina atacó al envejeciente dentro de su residencia el 6 de diciembre de 2020, y desde entonces se encuentra prófugo.

Los hechos fueron relatados así: aquel domingo, su nieta fue a un negocio en el que se encontraba Argelis, (expareja) quien hablaba con sus amigos sobre un incidente que pasó en agosto y ella exhortó a que no hablara de ese tema, “que ya eso pasó”. El agresor, sin mediar palabras le dio una bofetada y la jaló por los cabellos, esta trató de defenderse; ahí fue cuando se refugió en casa de sus abuelos, lugar donde el agresor llegó con dos machetes en manos. “Baja de ahí, si no te voy a picar”, decía. Cuando el señor de 82 años se entera de la situación, preguntó a Roque qué pasaba, este sin más palabras, entró a la casa y arremetió contra Eremio con intenciones de quitarle la vida. El agresor le cercenó la mano izquierda, hirió la otra, -que casi la pierde-, le ocasionó dos heridas en la cabeza y otra en el costado derecho. Argelis no ha sido detenido pese a que los familiares de Pérez Gómez agotaron todos los procesos judiciales

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.