Ginebra, 4 jun (EFE).- Como mínimo, entre 7.000 y 11.000 palestinos deben ser evacuados de Gaza para ser atendidos y tratados fuera de la Franja, alertó este martes la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Oriente Medio, Hanan Balkhy.

«La comunidad internacional debe ser consciente de que las necesidades son extremadamente complejas. Hay, por ejemplo, mucha gente mutilada, niños que requieren prótesis… situaciones para las que la atención primaria no basta», subrayó la doctora saudí en una rueda de prensa en Ginebra organizada por la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU (ACANU).

En el cargo desde el 1 de febrero, Balkhy ha visitado la frontera egipcia con Rafah, en el extremo sur de Gaza, e insistió en que la crisis sanitaria en la Franja continúa, agravada por las dificultades que imponen las autoridades israelíes para la entrada de ayuda en Gaza (la OMS no ha podido llevar asistencia en las dos últimas semanas).

«Los niveles de la ayuda humanitaria que llega a Gaza son enormemente insuficientes, no podemos llevar la asistencia a la escala que se necesita, mientras Rafah sufre graves bombardeos», aseguró Balkhy a los periodistas.

La directora regional celebró, por otro lado, la reciente elevación del estatus de Palestina ante la OMS, que en su asamblea anual, la semana pasada, aprobó que el territorio tenga el estatus de miembro observador, lo que le permitirá participar en las deliberaciones de la agencia de la ONU, aunque aún sin derecho a voto.

«Palestina está mejor posicionada para contribuir a los debates internacionales en materia de salud», subrayó la responsable de la OMS, quien afirmó que la agencia comparte la necesidad de que se aborde la solución de los dos Estados y el progresivo reconocimiento de ese territorio como Estado, algo a lo que se han sumado ya 146 países (los últimos han sido España, Noruega e Irlanda).

«La diplomacia ayuda a conseguir la paz y, cuando ésta se logre, espero que pronto, la dificultad a la hora de enviar ayuda sanitaria y servicios al pueblo palestino será menor», afirmó.

Como directora regional, también pidió mayor atención a otras crisis más «olvidadas» en la zona, caso de Siria, Afganistán, Somalia, Yemen o Sudán.

Sobre este último país, Balkhy recordó que regiones sudanesas como Darfur o Cordofán han sufrido la destrucción del 80 % de sus infraestructuras sanitarias, mientras se suceden los brotes de enfermedades como el cólera, la malaria, el dengue o el sarampión. EFE

Posted in Salud

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas