Logros y retos del PLD a los 40

    Compartir

    En su 40 aniversario, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tiene motivos para celebrar éxitos cosechados. Los triunfos electorales a todos los niveles demuestran su real vocación de poder. Esto enorgullece a su militancia, de la cual un servidor forma parte. Es desde la dirección del Estado que se está más cerca de completar la obra de los trinitarios y restauradores.

    Sin embargo, las funciones de un partido moderno sobrepasan la búsqueda de votos. Se añaden también las de movilizar ciudadanos hacia la participación, velar por la formación del personal político, agregar demandas que surgen en la sociedad y trazar políticas públicas. Es por eso que cuatro décadas después de su fundación se precisa un esfuerzo serio de autocrítica y de reflexión sobre los desafíos de este partido para orientar a la sociedad dominicana hacia el desarrollo.

    Relataba en una entrevista el dirigente del comité central Gedeón Santos el dilema en que se vieron los diputados peledeístas al asumir sus curules en el Parlamento Centroamericano (Parlacen), pues no sabían si sentarse en la derecha o en la izquierda en el hemiciclo. Al final, por la confusión, cuenta que se ubicaron en el centro. Pero realmente qué significa el centro. De acuerdo al historiador español Miguel Argaya “el centro político es la nada, es una postura política escéptica que considera benéfico mantener una moderada equidistancia entre derecha e izquierda. Las fuerzas políticas que practican el centrismo reducen al mínimo o la nada los principios y valores que defienden, para lograr captar votos como sea”.

    Algunos retos de esta organización son relanzar el sistema de educación política a todas las escalas, perfeccionar la democracia interna, promover la rendición de cuentas de los miembros y aplicar la disciplina interna a los miembros cuyas actuaciones en el Estado riñan con los principios estatutarios. Igual, estimular la participación de mujeres y jóvenes, propiciar la discusión de temas de actualidad a lo interno de la organización y aportar de manera institucional al debate de políticas públicas.

    Más que una revisión ideológica, el PLD está llamado a acercarse a su pueblo. Que por aquello de que allí donde esté tu tesoro, esté tu corazón, que sea el presupuesto nacional el que refleje las prioridades de las administraciones moradas. Y que sea el uso responsable del poder acumulado el que demuestre el compromiso de corregir las injusticias del sistema económico y de fortalecer la institucionalidad democrática.

    El autor estudió Comunicación Social y Ciencias Políticas. Se especializa en Asuntos Públicos en París, Francia.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir