Programa público desarrolla marco sobre prevención de uniones tempranas en el país

presentarón las acciones que vienen desarrollando en el marco del primer programa público para la prevención de las uniones

El programa de protección social de la Presidencia de la República Dominicana, Supérate y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con fondos donados por la Unión Europea a través de (MEPYD), presentarón las acciones que vienen desarrollando en el marco del primer programa público para la prevención de las uniones tempranas, a través del trabajo con niñas y adolescentes en Clubes de Chicas, así como con la sensibilización de sus familias y comunidades.

Como parte de las actividades de este programa, se realizó el encuentro final con niñas y adolescentes del municipio de Santo Domingo Norte, el pasado sábado 25 de septiembre, en la Biblioteca Infantil y Juvenil de República Dominicana, en presencia Gloria Reyes, directora general de Supérate, Sandra Lara, directora general de Cooperación Multilateral del  Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Pierre-Yves Baulain, Jefe de Cooperación de la Unión Europea y la doctora Rosa Elcarte, Representante residente de UNICEF en el país, entre otros invitados al evento.

El propósito del proyecto es la prevención de las uniones tempranas, a través de la generación de cambios de comportamiento sobre esta práctica nociva en la población participante. La estrategia incluye un programa de habilidades para la vida y fortalecimiento de las capacidades de las de niñas y adolescentes para poder gestionar sus planes de vida de forma positiva, así como también procesos de sensibilización con madres, padres y liderazgos comunitarios. La estrategia se completa con el fortalecimiento de las capacidades del equipo técnico de Supérate para la prevención de las uniones tempranas.

“Este programa va dirigido, con mayor énfasis, a las adolescentes de las familias beneficiarias de Supérate y se gestiona con los Clubes de Chicas, a través de encuentros virtuales, presenciales, lúdicos y vivenciales, las chicas desarrollan habilidades para la vida”, indicó Reyes.

Otro punto relevante de esta iniciativa consiste en que las niñas y adolescentes aprendan sobre sus derechos, las causas y las consecuencias de las uniones tempranas, a la vez que reciben herramientas prácticas para definir un plan de vida que priorice su educación y las aleje de las uniones y del embarazo a temprana edad.

De su lado, la doctora Elcarte, señaló que “si bien el país está mostrando un ligero descenso de las uniones tempranas, todavía queda mucho por hacer para cambiar las normas sociales que favorecen esta práctica. Es muy importante trabajar con las adolescentes, pero es imprescindible hacerlo también con sus familias, sus pares los adolescentes y el entorno comunitario; incluyendo los hombres adultos. Todo ello a fin de crear ambientes familiares y comunitarios favorables que apoyan para que las adolescentes puedan terminar la escuela, y así desarrollar un plan de vida alterno a la unión con hombres adultos y a la maternidad a temprana edad”.

La República Dominicana dio un paso muy importante para acabar con el matrimonio infantil y reducir las uniones tempranas con la prohibición del matrimonio legal para personas menores de 18 años, en enero de este año, y además, según las encuestas ENHOGAR MICS que realiza la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), en coordinación con el UNICEF, se ha observado una reducción, aunque muy discreta en las cifras nacionales. En el año 2014, el 37% de las chicas se casaban antes de los 18 años y el 12% antes de los 15. Sin embargo, en 2019, el 32% se casaba antes de los 18 años y el 9% antes de los 15, cifras que siguen siendo de las más elevadas de la región.

En el evento, Reyes reiteró que “el compromiso del programa Supérate es continuar trabajando en la prevención de las uniones tempranas, puesto que esta es una práctica nociva que compromete el futuro de nuestras niñas y adolescentes dominicanas”.

La importancia de conjugar esfuerzos para reducir las uniones tempranas radica en que esta práctica tiene múltiples consecuencias en la vida de las niñas y adolescentes, sus familias y sus comunidades. Las niñas unidas con hombres adultos tienen mayor probabilidad de dejar la escuela, quedar embarazadas antes de los 18 años, tener más hijos; ser más pobres y sufrir violencia física y sexual. El país reduciría su pobreza en un 10%, si no estuvieran presentes las uniones tempranas.

“Las niñas y adolescentes que han participado en este programa cuentan con habilidades para definir sus objetivos de desarrollo personal, establecer metas a corto y mediano plazo; identificar los potenciales riesgos que pueden enfrentar y tomar decisiones basadas en información adecuada”, señaló Pierre-Yves Baulain, Jefe de Cooperación de la Unión Europea.

 En la actualidad 1.800 millones de personas tienen entre 10 y 24 años. Nunca en la historia de la humanidad habíamos tenido una generación de jóvenes tan grande, lo que representa una gran oportunidad, pero a la vez un enorme reto para el diseño de políticas públicas que favorezcan ese segmento y lo integren en la búsqueda de soluciones para los desafíos globales actuales, como el cambio climático, la desigualdad y la pobreza.

Pierre-Yves Baulain, aseveró que “estas destrezas son fundamentales para que las niñas y adolescentes se empoderen sobre sus derechos, fortalezcan su autoestima y se encuentren protegidas ante las uniones tempranas”. Es por esto que, a través del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo la Unión Europea ha donado un total de RD 11,417, 380 para apoyar este programa.

Señaló igualmente la trascendencia de los impactos de esta práctica tanto a nivel individual como de la sociedad, ha demostrado que ponerle fin al matrimonio infantil jugaría un papel importante en la reducción de la pobreza y en la promoción del desarrollo económico al mejorar la salud, y ganancias del crecimiento económico del país.

 Las niñas y adolescentes participantes de la actividad reflexionaron sobre las consecuencias de la presión social para que se unan en pareja, cuando son todavía muy jóvenes; facilitándoles las herramientas para evitarlo, y de igual manera por medio de ejercicios lúdicos, los cuales les permitirán avanzar en sus aprendizajes orientados a la definición de sus planes de vida. El acto concluyó con la entrega de certificados de participación a cada niña y adolescente.

 

Primera fase del programa

 

La primera fase del mencionado programa se inició en abril de 2019 y finalizará al culminar el mes de septiembre de 2021. Por medio de este plan, se han desarrollado e implementado intervenciones dirigidas a niñas, adolescentes, madres, padres, tutores y líderes comunitarios, en tres municipios del país: Barahona, Higüey y Santo Domingo Norte.

Al finalizar, Lara la directora de Cooperación Multilateral  destacó que la decisión del Gobierno dominicano es seguir trabajando en favor de las niñas y adolescentes, de cara al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 “La reducción de las uniones tempranas en el país contribuirá con el objetivo de la presente gestión de Gobierno de reducir la pobreza, y de ofrecer más y mejores servicios dirigidos a las niñas y adolescentes”, agregó Lara.

Las entidades que impulsan esta planificación se comprometieron a continuar laborando en favor de las adolescentes y sus familias; para así extender programas similares en otros municipios y conseguir paulatinamente que haya una importante reducción de las uniones tempranas en el país.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.