Dubert y la lectura en tiempo de coronavirus

Compartir

La lectura es la mejor arma para vencer este obligado ocio en tiempo del coronavirus. Y resulta bastante económico, de seguro usted tiene por ahí varios libros que nunca ha ojeado a pesar de haber prometido “devorarlos”; también hay decenas de libros gratis en las redes, en especial clásicos, esos que nunca pasan de moda. Así que: ¡déjese de excusas!

Leer: ¡qué agradable es! Cuando pienso en la lectura recuerdo al padre Ramón Dubert, extraordinario jesuita. Fue un lector empedernido. Nos aconsejaba que amáramos la lectura, pues nos liberaba y nos capacitaba para tomar decisiones conscientes, sin las cadenas que nos impone la ignorancia.

Aprendí de ese gran sacerdote que la lectura es una fuente enriquecedora de nuestra condición humana y aunque nos llegue alguna obra cuyo contenido se aparte de nuestros principios, debemos leerla y, si tiene calidad, no nos encerremos y busquémosle su lado positivo, hasta el grado de que fortalezca nuestras creencias o las modifique ligeramente, siempre para bien.

Uno de los primeros autores que me sugirió fue a Unamuno, a quien encontré en mi adolescencia con una sentencia de esas que tienen la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada: “Cuando menos se lee, más daño hace lo que se lee”.

Nunca olvido una de sus frases preferidas: “Uno es lo que lee”. La repetía sin cesar, como un terrenal mandamiento. Esas palabras resaltan en su lápida, en la Iglesia San Ramón Nonato en
Santiago.

Para estos tiempos de pandemias, donde se afecta el cuerpo y el alma, un amigo me solicitó que le recomendara 10 libros no dominicanos (novelas, para ser exacto, no incluye libros de derecho ni la Biblia, la cual debe estar en nuestra “mesita de noche).

Hice la lista, a sabiendas de que este tema siempre motivará discusiones y cada cual tendrá la suya. Coloco una obra por autor. No están por orden de preferencias. Lo lamentable es que estoy convencido de que mi amigo ni siquiera verá la portada de uno de esos libros.

1.- “El otoño del patriarca”, Gabriel García Márquez; 2. “Ensayo sobre la ceguera”, José Saramago; 3. “La guerra del fin del mundo”, Mario Vargas Llosa; 4. “El túnel”, Ernesto Sábato; 5. “El nombre de la rosa”, Umberto Eco; 6. “El perfume”, Patrick Suskind; 7. “Crimen y castigo”, Fedor Dostoievsky; 8. “Las memorias de Adriano”, Margarite Yourcenar; 9. “El Quijote”, Miguel de Cervantes; 10. “Gora”, Tagore.

Haga por igual usted su selección, que hasta puede incluir los libros que anhelaría leer; pero, lo importante, es que lea en estos complicados días del coronavirus y si no se motiva, piense en las reflexiones del padre Dubert. ¡Anímense!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl incumplimiento del toque de queda
Noticia siguienteEl COVID-19 y un mundo nuevo