La experiencia de la UTE en la enseñanza semi-presencial

Compartir

2 de 3
En nuestra entrega anterior manifesté que la “enseñanza semipresencial” fue la modalidad que implemento la UTE para todos nuestros participantes (estudiantes) los cuales asisten dos veces al mes primero para el desarrollo y el conocimiento de las principales asignaturas que se desarrollan para completar el pensum de las diferentes carreras autorizadas por decreto del Poder Ejecutivo o el Consejo Nacional de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT) o para recibir algunas asignaturas adicionales, como son los idiomas, la computadora, etc., para lo cual se creó una plataforma virtual mediante la cual se comunican facilitadores (Profesores) y participantes (estudiantes) que ha sido muy útil para facilitar la adquisición de conocimiento y para mantenerse bien comunicados con sus facilitadores.

Para ayudar con el desarrollo de esta modalidad hemos ampliado y fortalecido nuestra Biblioteca tanto en el orden bibliográfico como en el tecnológico, con el propósito de que responda a los requerimientos que demanda la sociedad de hoy, denominada “La Sociedad del Conocimiento”. La misma dispone de una sala virtual.

La integración de la tecnología a los procesos didácticos de la UTE están avanzando rápidamente y ya los grupos se están aprovechando de los beneficios de las nuevas herramientas adquiridas por nuestro personal del Centro de Tecnología Educativa.

Nuestra Biblioteca Académica Félix Adam cuenta ahora con un nuevo catálogo digital consultable vía internet y con más de veinte (20) bases de datos de libros, tesis y revistas arbitradas que enriquecerán las investigaciones de nuestros participantes y facilitadores, mejorando notablemente el proceso de aprendizaje autónomo que caracteriza nuestro modelo andragógico. En la biblioteca, hemos organizado el servicio de hemeroteca digital, integrándolo a nuestra plataforma de aprendizaje en línea para que la consulta de estos recursos pueda hacerse desde la comodidad del hogar de los usuarios, sin necesidad de que se trasladen a nuestras instalaciones.

Están disponibles las nuevas guías didácticas, base de nuestro modelo educativo, de forma digital en la plataforma UTE online para que sirvan de manual de aprendizaje a todos nuestros participantes.

A estos logros se suman los planes de desarrollo de la docencia virtual en la UTE; y son apoyadas en línea las asignaturas de las carreras que se imparten en la Universidad UTE, permitiendo así a nuestros participantes la interacción permanente con los facilitadores y con los demás miembros del grupo para construir nuevos conocimientos.

Antes de seguir dando las informaciones y logros relativos a la experiencia de la Universidad UTE en la aplicación de la modalidad “semipresencial” me detengo para presentar los pro y los contra en la aplicación de esta nueva experiencia de importantes sectores de la vida nacional como las siguientes, quienes consideran que aunque es una salida para garantizar La cantidad de la docencia pero con muchas dificultades:

I. Los profesionales del sector de la medicina, principalmente los especialistas en diferentes campos como los infectólogos, neurocirujanos, cardiólogos etc., consideran que hasta que no se frene la expansión del Covid 19, no deben abrirse los centros educativos y continuar con la arriesgada “Educación Semipresencial”.

II. La asociación de padres y tutores de la educación pública y privada prefiere que sus hijos hasta pierdan el año escolar antes de que se expongan al contagio del Covid-19;

III. Afecta considerablemente el modelo semipresencial la falta de electricidad en muchas comunidades del país, así como también el hecho de que muchos maestros y gran parte de los estudiantes carecen de instrumento básico para este modelo como son las computadoras.

IV. La educación semipresencial, que es una modalidad de la enseñanza a distancia, parece ser más factible en la educación media y universitaria pero resulta difícil y compleja en la educación inicial y básica cuya matrícula es muy superior en nuestro país.

V. Al leer los medios de comunicación he podido notar que la ADP mantiene su posición de que el año escolar no se inaugure hasta que no se resuelvan necesarias e importantes medidas que aseguren un año escolar sin las dificultades que caracterizan el año lectivo pasado mientas el nuevo ministro Dr. Roberto Fulcar seguirá llamando todos los contactos que puedan ayudar al inicio del año escolar 2020/2021.

VI. La importante institución EDUCA ha sugerido iniciar el próximo año lectivo en aquellas comunidades donde el COVID-19 no ha hecho estragos importantes, lo que debía estudiarse con mucho esmero, pues cuando me tocó dirigir la Dirección General de Educación Primaria Rural (1963 - 1970) para asegurar la presencia de los niños de la zona rural se creó un calendario especial para la zona cafetalera, porque los padres utilizaban sus hijos en la ayuda para la recolección del café, lo que después se pensó igual hacerlo con la zona cañera, al ver el buen éxito que había acontecido en la zona cafetalera.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorOMS: abrir escuelas donde hay contagios es muy arriesgado
Noticia siguienteLibertad de Manuel Rivas provoca rechazo