Carlos Batista Matos pondera impacto cultural de la bachata en el mundo

Compartir
Carlos Batista Matos / Fuente externa

El periodista Carlos Batista Matos definió como un suceso de enorme impacto cultural la declaración de la bachata como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidad para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Batista, autor del libro “Bachata: historia y evolución”, una de las obras fundamentales escritas sobre el género, consideró que con el reconocimiento del organismo de las Naciones Unidas, la bachata y el baile de esta se sitúan a nivel mundial entre los más celebrados y mejor valorados.

“Para valorar el alcance de esta declaratoria – precisó el destacado periodista y productor de televisión – es necesario resaltar que hoy en día muy pocos géneros musicales bailables poseen la penetración y divulgación internacional que caracteriza a la bachata.

Te recomendamos: 

Puso de relieve que figuras como Juan Luis Guerra y Romeo Santos han sustentado su proyección en la bachata, a más de que se trata de un género que ha trascendido tanto que no solo se baila en todo el mundo, sino que con él se han establecido records Guinness en Europa, y es prioridad en academias de baile y en concursos o festivales.

A juicio del comunicador y escritor, quien recién ofreció la conferencia “ADN Bachata, origen y evolución” en la Unesco, la declaratoria sobre la bachata es un acontecimiento social que debe celebrarse por todo lo alto por lo que significa para el imaginario popular y la autoestima cultural del dominicano.

Este suceso posee elevada trascendencia pues coloca al género musical al lado de representaciones rítmicas bailables de gran valoración, como el tango, el reggae, vallenato y el merengue”, observó Batista, quien añadió que la ocasión es propicia para, también, declarar la fecha de la declaratoria como “Día de la Bachata”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir