Delta Soto, pionera del teatro independiente y de producción de videos comerciales de la RD

La actriz de teatro Delta Soto, su esposo Rafael Villalona y sus hijos en foto del 13 de agosto 1982.
Recordamos su vida en el teatro y el papel que desempeñó en la Gesta de Abril de 1965

En la entrega de hoy, dedicamos esta página a la memoria de la actriz de teatro Delta Soto, fallecida el pasado lunes 17 del corriente mes, a la edad de 83 años.

Su biografía aparece en los diferentes medios de comunicación, por lo que solo vamos a reseñar algunas informaciones periodísticas que consideramos importantes encontradas en el archivo histórico de este diario, OGM, Central de Datos.
Inicios en el teatro

Delta Soto, además de actriz y profesora de teatro, fue publicista y pionera en la creación del teatro independiente de la República Dominicana. Según documentos periodísticos de la época, su primera aparición ante un público fue en el año 1962 en la obra “Muertos sin sepultura”, para esa ocasión, esta pieza dramática fue realizada con el objetivo de recaudar fondos para el Movimiento Revolucionario 14 de Junio.

Su rol de madre

Para una madre su hijo lo es todo y en el caso de la destacada actriz no fue la excepción, ya que decidió no culminar sus estudios de actuación en el extranjero para dedicarse a tiempo completo a su rol de mamá, y así lo expresó, según un documento periodístico, “para mí lo más importante era (para entonces) ser madre a tiempo completo y venir a mi país”.

Esta gloria nacional del teatro, estudió actuación por algunos años en el Instituto Internacional de Teatro (GITIS), en Moscú, Rusia y a su regreso al país, creó en 1969 junto a su esposo, el también teatrista Rafael Villalona, el Grupo Nuevo Teatro, primer teatro independiente, que en sus inicios estaba ubicado en una especie de zaguán del edificio Baquero de la calle EL Conde y al cabo del tiempo trasladaron sus oficinas y estudios de ensayo a una casa colonial cercana a la calle Hostos.

Sin embargo, 20 años después es cuando se logra materializar el sueño de don Rafael y de doña Delta de convertir el Nuevo Teatro, en un espacio cultural, donde se presentarían diferentes espectáculos musicales, obras teatrales, presentaciones de ballet y folklóricos. Documentos periodísticos de la época, reseñan que para mediados del año 1988 estaba pautada la inauguración del nuevo local cultural.

Este espacio artístico, no solo agrupaba a los actores de teatro, sino que ofrecía capacitaciones, a través cursos y talleres, como fue el caso del taller sobre “Discurso Escénico y Vocalización, el cual tenía la duración de un año. Esa capacitación era tanto para actores como para profesionales que querían adquirir la técnica del método de Stanislavski.

Algunas de las obras en las que participó Delta Soto fueron “La Celestina”; “La historia de Panchito”, junto al actor César Olmos; “Proceso por la Sombra de un Burro”, con el teatrista Ángel Hache, y “Los Invasores”, en compañía del actor Rubén Echavarría, entre muchas obras más.

Incursión en la producción de videos

Se inició en el mundo de la producción, como coordinadora en la productora Fílmica Dominicana. Luego fundó junto a su esposo y socios, Cine Video Imagen, empresa dedicada a la filmación de documentales y spots para cine y televisión, siendo la jefa de la misma. En ese entonces, para marzo de 1984, era la única mujer en ocupar el cargo de jefa de producción de una compañía. Delta Soto fue presidenta de la Asociación Dominicana de Empresas de Videos y/o Películas.

Su participación en la Guerra de Abril de 1965

En innumerables ocasiones, esta destacada actriz de teatro puso el nombre de la mujer dominicana en alto, como fue el caso de su participación en la Revuelta de Abril de 1965. En ese acontecimiento histórico realizó diferentes funciones, desde ser la voz femenina de la emisora clandestina constitucionalista hasta atender a los heridos. En una entrevista que concediera al Listín Diario en agosto de 1997, relató que “algo emocionante fue oír cantar al pueblo el himno nacional a capela en la cabecera del puente mientras esperaban a los militares del Cefa, y el pueblo dispuesto a morir por la libertad”.

Su valentía y amor por la patria la llevó a alzar su voz en Radio Televisión Dominicana invitando a las mujeres y a la juventud a integrarse en la Revolución. En ese entonces, fungía como secretaria de organización de la Federación de Mujeres.
Durante su participación en esta Guerra Civil del 65, doña Delta realizó diversas tareas, tales como cocinar, atender a los heridos, limpiar y buscar alimentos, entre muchas cosas más. A mediados de junio, entre el 14 y el 15 del año de la Gesta, a doña Delta le tocó hablar por el micrófono en la estación radial clandestina, La Voz de la Revolución, perteneciente del gobierno constitucionalista para anunciar el primer aviso de fuego al invasor. En esa emisora colaboró con periodistas y artistas tales como Rubén Echavarría, Fuime Gómez, Luis Acosta Tejeda, Guido Gil, Alberto Malagón, Narcisazo, Rafael Fafa Taveras, entre otros combatientes. Los norteamericanos la acusaron de comunista junto a Piky Lora y Emma Tavárez.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.