PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Aunque ahora son pocos los que se dan por enterados que hoy es Día de San Andrés, esta es una fecha que hace décadas celebraban muchos en pueblos y  barrios, escuelas y clubes echándose agua, harina, polvo talco y huevos.

Los que usualmente celebraban esta festividad la recuerdan como una fiesta sana que esperaban con ansias. La festividad inicia la temporada navideña, por lo que también es aprovechada para inaugurar adornos navideños y otras costumbres de los tiempos de pascua.

De acuerdo a la tradición, en los tiempos de la colonia los españoles acostumbraban a lanzarse colonias y polvos perfumados para celebrar el día de San Andrés, que era uno de los doce apóstoles de Jesús de Nazaret. Como los criollos no tenían acceso a las colonias y a los polvos, lanzaban cascarones de huevos rellenos de agua de flores en cuya preparación invertían hasta seis días.

Se dice que a los huevos primero les hacían un orificio para extraerles el contenido, los lavaban y dejaban secar el cascarón al sol por varios días. Al mismo tiempo, reposaban flores en agua y alcohol con la cual llenaban las cascaras para lanzarlas en las fiestas. Hay varias versiones del por qué se veneraba de esa manera a San Andrés, una da cuenta  que los polvos reseñaban el que desprendían sus sandalias al seguir a Jesucristo.

Ésta como otras tradiciones van quedando en el olvido del pueblo dominicano, mientras se adoptan otras del extranjero como Halloween y el día de Acción de Gracias (Thanksgiving).

Posted in Gente
agency orquidea

Más contenido por El Caribe