PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En la Constitución dominicana del año 2010 se elevó a rango constitucional el derecho a la salud y a la seguridad social, descritos en los artículos 60 y 61 respectivamente. Esto implica, obligaciones positivas para las instituciones públicas que tienen la responsabilidad de garantizar el suministro de los medicamentos de altos costos, entre las cuales están: Gabinete de Salud, Ministerio de Salud Pública, el Servicio Nacional de Salud y el Programa de Medicamentos Esenciales / Central de Apoyo Logístico (Promese/Cal).

Es imperdonable que, por la negligencia, inoperancia de algunas instituciones públicas, como lo es el caso de Promese/Cal y su director señor Adolfo Pérez de León, estén muriendo seres humanos por falta de medicamentos. Asimismo, un alto costo para el país y una tragedia para los familiares de los pacientes con enfermedades catastróficas que están pasando por esta lamentable, desagradable y deprimente situación.

En este contexto, la Asociación Nacional de Afiliados a la Seguridad Social (Asonafiss), se ha hecho eco de este problema y ha recibido cientos de quejas de personas que necesitan estos medicamentos para sobrevivir. En ese orden, aparentemente, las autoridades no la han prestado la atención necesaria al tema de los medicamentos de altos costos.

Del mismo modo, hay que destacar que, muchos enfermos de cáncer y personas que han recibido trasplante han visto reducidas sus posibilidades de vida, ya que, no tienen la forma ni los recursos para adquirir los costosos medicamentos vitales para su existencia.

Por este motivo, llamamos la atención de las autoridades del Gabinete de Salud, MISPAS, SNS, y Promese/Cal, a los fines de que, realicen las gestiones necesarias para que se normalice el suministro de los referidos medicamentos, como ocurría anteriormente, tomando en consideración que estos, son vital para prolongar la vida de las personas que han sido diagnosticadas con una enfermedad catastrófica de alto costo y complejidad.

En síntesis, esperamos que esta situación se resuelva a la mayor brevedad posible, porque las personas usuarias del sistema de salud y seguridad social, que necesitan los medicamentos de altos costos, no pueden esperar; el retraso prolongado significa la muerte.

Por las razones expuestas reiteramos el llamado de atención a las instituciones responsable de la compra y suministros de los medicamentos de altos costos, para que lleven tranquilidad, paz y sosiego a los pacientes y familias que lamentablemente les ha tocado vivir el drama de ser diagnosticados con una enfermedad catastrófica.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Máximo Calzado Reyes