PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Para asegurar la calidad del perfil docente y atraer a los mejores candidatos, la evidencia científica recomienda establecer como requisito de ingreso una formación inicial de más de 2 años, así como elevar los estándares de contratación, evaluar constantemente las competencias, certificar la enseñanza y brindar salarios atractivos, al tiempo de asegurar la estabilidad y el prestigio de la profesión.

En este sentido, el MINERD establece como requisito de formación contar con una licenciatura, realiza el concurso de oposición como requisito para el ingreso, evalúa el desempeño cada tres años y brinda incentivos según los resultados. Además, los docentes son nombrados por el Estado y pueden ascender de puesto.

En cambio, las educadoras del INAIPI son denominadas “agentes educativas” porque el Estado no les reconoce el mismo estatus que tiene el personal docente del MINERD. También deben ser licenciadas en Educación, pero las políticas de ingreso y permanencia del instituto son más flexibles. Las agentes no participan en el concurso de oposición, ni en la evaluación de desempeño; reciben un menor salario y carecen de los beneficios legales que derivan del nombramiento, pues la estabilidad de sus puestos peligra ante los cambios de gestión gubernamental. No son pensionadas, ni reciben incentivos económicos basados en el desempeño.

Las prácticas anteriores parecen desestimar la importancia que tiene la atención temprana de calidad a la niñez y su impacto positivo en el desarrollo integral. La experiencia de otros países y los resultados de investigaciones científicas confirman la necesidad de aunar esfuerzos en asegurar que todos los niños y niñas reciban una educación oportuna y de calidad, lo que depende en gran medida de la formación docente. Por eso se hace necesario atraer a los mejores perfiles y establecer requisitos más rigurosos, así como beneficios atrayentes. En este sentido, equiparar las condiciones laborales de las agentes educativas con el personal del MINERD sigue siendo un desafío que esperemos que cambie con la aprobación de la Ley que crea el Sistema Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia.

Posted in Aula Democrática
agency orquidea

Más contenido por Redacción