Avatar
Directora General Comunidad Educativa Lux Mundi,Miembro del Consorcio de Educación Cívica- CEC

Estilos éticos en el ejercicio del Voluntariado

Según Domingo Moratalla en su libro “Hábitos de la ciudadanía activa. De la democracia escrita a la democracia vivida”, existen tres estilos éticos en el ejercicio del voluntariado: como caridad terapéutica, como heroicidad filantrópica y como ética solidaria. Cada uno tiene un acento particular y un alcance distinto.

Los que asumen el voluntariado como caridad terapéutica son aquellas personas que participan desde la lógica de la ayuda mutua. Después de haber cumplido con sus obligaciones familiares o profesionales, dedican tiempo a la ayuda desinteresada, encontrando su realización personal en la atención a las necesidades de los demás. Su actividad se reduce a una ayuda imaginativa, que muchas veces es de poco impacto sostenible.

Están también los voluntarios que, entendiendo la solidaridad en el marco de la justicia, emprenden intrépidas iniciativas, reflejando en muchas ocasiones una heroicidad filantrópica desmedida. Su accionar puede convertirse en una moda filantrópica de poco alcance, puesto que asumen la acción directa más como una expresión estética que revolucionaria.

Finalmente, están los voluntarios que, desde una ética de la justicia, entienden que su accionar solidario no puede hacerse al margen de una disponibilidad permanente. Plantean la ayuda desde la lógica del empuje, el coraje y la corresponsabilidad. Son sensibles a la moral de la organización y se relacionan entre sí como hermanos, desarrollando juntos una mirada de largo alcance. Se interesan por un género humano que aspire a los más altos ideales. Son los que asumen el voluntariado desde una ética solidaria.

Al margen de estos tres estilos, nuestro país tiene aún un largo trayecto que transitar en torno al desarrollo de la cultura del voluntariado. Lograr que cada ciudadano dedique una parte de su tiempo a colaborar en alguna organización, aportando su tiempo y su talento a la creación de capital social, constituye una asignatura pendiente en la que todos debemos trabajar, sin descanso. Un proyecto país aún en ciernes, al que todos estamos convocados.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.