Todo bien

Hablábamos de nueva idea de la felicidad. No estamos todo el tiempo brincando de alegría, tenemos una porción diaria de emociones negativas; son parte de la vida. Pero no debe eso hacernos sentir miserables. Los orientales lo ven así naturalmente; el budismo les enseña que el sufrimiento es parte indefectible de la vida y no se sienten obligados a ser “felices”. Deberíamos entonces entender la felicidad como una sensación de satisfacción general con nuestra vida- estado, aún esta supone frecuentemente incomodidad, desagrado y molestia. Entenderla divinamente armoniosa, correcta. ¿Ser feliz o tener sentido nuestra vida? Esto es lo que Occidente no tiene claro pero intenta definir. Por eso actualmente nos atraen muchas cuestiones como el pensamiento positivo y la resiliencia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.