Cuidar a los estudiantes de acosos virtuales

Compartir

Resultan más que evidentes los ingentes esfuerzos desplegados por el gobierno central para garantizar el inicio y desarrollo exitoso del próximo año escolar 2020-2021, en medio de una tortuosa crisis sanitaria por el Covid-19, arribando a oportunos acuerdos de trabajo conjunto con distintas entidades vinculadas a la educación, las empresas televisoras y las telefónicas.

Como ya sabemos, la apertura de las clases en la modalidad virtual es una circunstancia sin precedente que, si bien evita la posibilidad de contagios por la no presencialidad de estudiantes y docentes en las aulas, por otro lado. las autoridades no deben perder de vista el peligro que se cierne sobre nuestros niños, niñas y adolescentes ante posibles ataques cibernéticos a los equipos manejados por ellos, con agresiones que envuelven desde violencia, acoso sexual, emocional, y demás. Es ahí que quisiera llamar la atención de los organismos que nos imaginamos están desde ya envueltos en el proceso, además del Ministerio de Educación (MINERD), el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) y la Dirección de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional, entre otros.

Sin ánimo de alarmar, pero con un estricto apego a la realidad dominicana y mundial, es preciso destacar que no en vano Plan Internacional y Unicef han puesto en marcha una oportuna campaña de orientación a las familias para cuidar a los niños y las niñas de esa posibilidad de ataques cibernéticos en el momento en que estén recibiendo sus clases virtuales, tomando como base un estudio realizado por ambas entidades, con resultados nada halagüeños sobre la dimensión del peligro en el país, tal como ha ocurrido en otras latitudes donde se ha debido aplicar la misma modalidad.

Los efectos de la violencia y acoso sexual en línea son de alta peligrosidad para los niños, niñas y adolescentes, ya que generan en ellos inseguridad, baja estima, estrees emocional, falta de confianza, y una grave disminución en su capacidad de aprendizaje.

El Minerd debió debió desde hace semanas, llevar un mensaje de tranquilidad a los estudiantes, a las familias, y a todos los vinculados al proceso educativo, a través de una campaña de información y orientación, dando a conocer los aprestos que encamina su Dirección de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIcs) para garantizar la sanidad en el proceso de enseñanza virtual, en una labor conjunta con los diferentes organismos competentes, e incluso con la asesoría técnica de alguna entidad internacional.

Una reciente encuesta mundial realizada por Plan Internacional arrojó que el 90% de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de República Dominicana reciben amenazas y acosos sexuales a través de las redes sociales y la comunicación en línea. Se trata de una realidad que ya están sufriendo los estudiantes en otras naciones, lo que ha obligado a sus gobiernos a manejar el tema con sentido de prioridad, así como garantizar un acceso seguro e igualitario a la internet.

Otro aspecto a señalar al Minerd es que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, además de las familias, han estado sometidos a un prolongado estrees emocional, como consecuencia del confinamiento por la crisis sanitaria, por lo que, igualmente, requerirán de un bien elaborado programa de orientación y tratamiento psico-emocional, una tarea de salud fundamental en las políticas de desarrollo del año escolar a nivel mundial.

El pais reconoce que el presidente Luis Abinader está demostrando con creces su preocupación, interés y buena voluntad para que el próximo año escolar alcance su objetivo de desarrollo en la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje, con equidad e inclusión, para cuya aspiración, la salud emocional de los estudiantes y sus familias deberá estar bien cuidada por los organismos responsables.

Como la enseñanza virtual deberá contar también con el acompañamiento de las familias, los padres están llamados a poner su cuota de sacrificio en medio de esta indeseada y sorpresiva circunstancia, con una oportuna supervisión de sus hijos en las casas. Como se ve, cada cual está en el deber de jugar su rol histórico para que al final del año escolar podamos todos proclamar: Logramos el éxito.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir