De esta salimos juntos, o salimos juntos

Compartir

Independientemente de los intereses políticos, económicos, religiosos o de cualquier otra naturaleza que nos identifiquen, debemos todos ponderar la situación excepcional que está viviendo el país por el coronavirus.
Y en ese sentido debemos todos reconocer y apoyar el empuje con que el presidente Luis Abinader está promoviendo una agenda fundamental que debemos agotar en este momento de serias dificultades.

Es relevante el proceso de diálogo iniciado ayer con el liderazgo político a iniciativa del Presidente. Relevante y trascendente porque el político es el litoral de mayor influencia social pero quizás por eso el de mayor diversidad de criterios y enfoques y el que, por eso, puede resultar más arisco frente a la urgente necesidad de unir al país todo en este aciago momento.

Apartando malquerencias políticas y otras distancias, sin ruborizarse ni amilanarse el presidente Abinader ha llegado a los recintos de Guillermo Moreno, Leonel Fernández y Danilo Medina, cabezas de las fuerzas que se expresaron fundamentalmente en el pasado proceso electoral.

Llega tocando puertas y extendiendo la mano de la unidad para proclamar que de este momento aciago salgamos adelante, que no hay de otra si proclamamos cada cual a su manera que estamos en esto por el desarrollo y el bienestar general.

Como advirtiera ya desde marzo el hoy presidente Luis Abinader, desde que asomó en el país el coronavirus, la magnitud de la pandemia ha golpeado severamente a la economía nacional, muy especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, que a simple vista se observan muy golpeadas.

Miles de las más pequeñas unidades laborales han cerrado y con ello se han perdido cientos de miles de empleos. Aunque tienen mayor capacidad de aguante, las grandes empresas han sido también sacudidas por los embates del paro a que obliga el coronavirus. Las necesidades que provoca el paro laboral, la angustia y la incertidumbre que genera la crisis sanitaria traza un túnel oscuro al final del cual no se divisa luz, lo que ocurre en todo el Planeta.

Aquí el presidente Abinader emprende planes, traza metas, activa programas, desarrolla iniciativas alrededor de la agenda sanitaria, la educación, el turismo, la unidad de propósitos entre el estado y las fuerzas productivas de los empresariales, conciliando esfuerzos de intereses diversos.

El diálogo político, como las otras iniciativas del presidente Luis Abinader en favor del pueblo, va por todos.

Apoyémoslo, porque de esta salimos juntos, o salimos juntos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir