Diplomacia por la paz

La paz mundial es el concepto de un estado ideal de felicidad, libertad y paz entre las naciones, para que cooperen de manera voluntaria en virtud de un sistema de gobernanzas y que impida la guerra.
Es de ahí que la principal motivación para la creación de las Naciones Unidas, cuyos fundadores habían sufrido la devastación de dos guerras mundiales, fue evitar a las generaciones venideras del flagelo de la misma. Desde su creación, se ha pedido ayuda a la ONU tanto para que evite que las disputas concluyan en guerras, y ayuden a restaurar la paz cuando los conflictos armados ya han estallado o que la promuevan en sociedades que acaban de salir de una.

Y ahora en el 2021, el secretario general de las Naciones, Antonio Guterres, presentó su candidatura para un segundo mandato de cinco años ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado 7 de mayo. Asumió el cargo en el 2017, y prometió un “aumento de la diplomacia por la paz”.

Cuando el Consejo es alertado de una amenaza a la paz, recomienda a las partes que intenten llegar a un acuerdo por medios pacíficos, y si la disputa desemboca en un conflicto, la preocupación es ponerle fin tan pronto sea posible.

Y no ha sido fácil cumplirla, pues la ONU ha protagonizado pocos esfuerzos exitosos de pacificación durante su mandato. Pero no se postula a la reelección con las manos vacías, pues se han diseñado un alto al fuego y un proceso político sorprendentemente productivos en Libia. También los funcionario de la ONU han obtenido éxitos de perfil bajo, como negociar el fin de la crisis electoral de 2019 y 2020 en Bolivia.

Otra área que el secretario general ha priorizado es la política tecnológica, tomando medidas para impulsar a la ONU a pensar más sobre como la inteligencia artificial, la robótica y otras innovaciones cambiaran el futuro de la guerra y el establecimiento de la paz.

Y habiendo reajustado las estructuras de la sede de la ONU para mejorar la planificación y supervivencia de los asuntos de seguridad, Guterres lanzó una iniciativa, ‘’ Acción para el mantenimiento de la paz”, para abordar los fallos y lagunas en estas operaciones.

Pero tiene pendiente considerar como terminar algunas de sus operaciones de paz a gran escala, incluida la más grande en República Democrática del Congo. También lograr acuerdos de paz en Afganistán y Yemen, consolidar los avances logrados en Libia, e impulsar una solución política en Siria o retomar el proceso de paz entre palestinos e israelíes, que hoy día continua intensificándose mientras la ONU intenta mediar para poner fin a la violencia. Y recientemente se pactó un alto al fuego tras 11 días de bombardeo en Gaza.

Para terminar cuando Antonio Guterres asegure su segundo mandato, puede estar seguro de que tendrá cinco años más de dicha rutina en su lucha por la paz.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.