PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Desde el año 2000 se celebra este día el 29 de septiembre, desde que la Federación Mundial del Corazón lo instituyera, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el objetivo de concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

El lema de este año es Usa el corazón para cada corazón, con el propósito de que todas las personas tomen conciencia sobre las enfermedades cardíacas, incluidos los accidentes cerebrovasculares.

El fin primordial es fomentar hábitos saludables, como adoptar una dieta balanceada, hacer más ejercicio, consumir alimentos con Omega 3, controlar el nivel de colesterol, bajar el contenido de sal en las comidas, no fumar, y evitar el consumo de alcohol o reducirlo al mínimo.

La Federación Mundial del Corazón y la OMS organizan en más de 100 países diferentes actividades: controles de salud, caminatas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas públicas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos.

El ritmo de vida actual, las exigencias laborales, el alto nivel de estrés y las preocupaciones económicas que dominan la cotidianidad de la mayoría de las personas generan hábitos sedentarios, dejan muy poco tiempo para el esparcimiento o el ejercicio e incentivan el consumo de bebidas alcohólicas, entre otras prácticas nocivas para el organismo.

De ahí que las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular, sean las más mortíferas en la actualidad. Cada año el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular se cobran 17 millones de vidas en el mundo, son cada vez más frecuentes en personas jóvenes, y se calcula que para 2030 esa cifra trepará a 23 millones.

La hipertensión o presión alta, la angina de pecho producida por el tabaco, la arritmia y la insuficiencia cardiaca son afecciones costosas por las medicinas que se utilizan en su tratamiento y pueden provocar un infarto o un accidente cerebrovascular.

Cuidarse es cuidar también a nuestros seres queridos, solo se trata de tomar conciencia del valor de la vida, y de que un corazón saludable puede hacernos más humanos y acaso mejores personas.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción