El turismo de RD y sus nuevos caminos

Compartir

La devastación del coronavirus en todo el mundo no detiene su furia. Comenzó en la primera semana de marzo y en corto tiempo se convirtió en pandemia. Ha “descontrolado” todos los programas de salud, economía, planes sociales, turismo y hasta ambiciosas plataformas con miras a beneficiar a las cúpulas de los partidos en el poder, sin importar la sociedad de que se trate.

Esta terrible enfermedad no discrimina. Su azote -en el momento que se escribía este trabajo- había dejado más de 1.2 millones de muertes y unos 50.8 millones de contagiados.

Estados Unidos ha sido su principal víctima. Además de castigar seriamente a su economía y dejado millones de desempleados, ha ocasionado más de 249,000 muertes con cerca de casi 11,300 millones de contagiados.

El turismo local, antes del virus, trillaba caminos de éxitos. Miles de extranjeros llegaban a territorio nacional para disfrutar de nuestra belleza. El coronavirus, además de los más de 236,000 contagiados y unas 3,000 muertes, ha dejado negativas consecuencias a nuestra economía.

A propósito, lean el siguiente informe ofrecido por Luis Felipe López-Calva, subsecretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): “La COVID-19 provocó en el Caribe una caída del 15 % del tráfico aéreo con respecto a antes de la pandemia; un desastre para una región en la que el turismo en algunos países supone el 50 % de su economía y que ha generado un impacto impredecible en República Dominicana y Cuba”. El COVID-19 ha afectado con virulencia a dos países muy importantes en el Caribe por su población, como son República Dominicana y Cuba, este último territorio resaltó en “shock” por los efectos del coronavirus”

El presidente Luís Abinader entregó certificados a más de cien hoteles del país. Lo hizo al considerar que los ejecutivos de esos hoteles han cumplido “a cabalidad” con el protocolo de prevención del COVID-19 en el sector turístico.

David Collado, ministro de Turismo -en una declaración al diario elCaribe- aseguró que “hemos decidido impulsar el turismo interno para poder dinamizar a las agencias de viajes, los turoperadores, a los pequeños restaurantes que están en los alrededores de los hoteles y evitar que los empleados de esta industria pierdan sus empleo”.

El optimismo es alto sobre la política del gobierno para que el turismo avance por nuevos caminos. Pero, ¿cuándo el turismo dominicano volverá a “respirar” los beneficios perdidos por culpa del coronavirus?

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir