Escenario electoral de mayo

Compartir

La reciente encuesta de la firma Gallup está planteando para mayo un panorama muy parecido al de 1990 con tres fuerzas o bloques con igual capacidad de estar en un escenario que se defina en segunda vuelta.
La única diferencia es que en aquel proceso no existía el requisito constitucional del balotaje en caso de que ninguna candidatura lograse 50 por ciento más uno de los votos válidos.

Fue así como el presidente Joaquín Balaguer, candidato a la reelección por su Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), pudo imponerse con apenas el 35.35 por ciento del sufragio, frente a un 33.79 por ciento obtenido por el profesor Juan Bosch, abanderado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Por su lado, el doctor José Francisco Peña Gómez, postulante del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), se alzaba con la tercera posición con un 23.35 por ciento, mientras que el licenciado Jacobo Majluta, encabezando la boleta del Partido Revolucionario Independiente (PRI) terminaba con 135,000 votos, igual al 7.01%.

Es decir, que en esas circunstancias y a falta del balotaje, el doctor Balaguer logró la reelección con poco más de un tercio de la votación general, en tanto la oposición recibía, dispersa, más del 64% de los votos, un elemento que siempre favoreció al viejo caudillo reformista.

Pudiéramos argumentarse que el venidero proceso se parece más al de 2000 que al de 1990, se recordamos que en 2000 hubo dos fuerzas—PLD y PRSC—que terminaron con un resultado parejo, sólo diferenciado por menos de un punto porcentual (10,000 votos), mientras Hipólito Mejía alcanzaba casi el umbral constitucional para la elección en primera vuelta.

¿Por qué se asemeja más a 1990 que al 2000? Por la potencia de quien en las encuestas aparece en tercer lugar, esto es, el expresidente Leonel Fernández, comparable a la capacidad de atracción del finado doctor Peña Gómez.

En una coyuntura similar a la de mayo próximo, cuando se prevé una segunda ronda, Peña Gómez habría crecido hasta poner en riesgo el posicionamiento de Bosch, que es justamente el escenario que se plantea ahora mismo.

Lo que dice la encuesta Gallup es que Luis Abinader, candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), no gana en primera vuelta, y la opción peledeísta, Gonzalo Castillo, sólo está llamado a desplomarse hasta terminar en un tercer lugar.

Mientras eso se proyecta, analizados los números ocultos de la encuesta—el diablo está en los detalles, dice el viejo refrán—nos topamos con que el único que tiene un escenario abierto para el crecimiento sostenido es Leonel, líder del nuevo partido Fuerza del Pueblo (FP), cuyo 19% se pudiera remontar hasta un 34 y ser la otra pata del balotaje.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir