Flora alcaloidea o psicotrópica dominicana IV

Las instituciones que han velado por la representación apropiada de la nación dominicana mediante símbolos autóctonos, eligieron la cigua palmera (Dulus dominicus) –Decreto 31 del 1987, la caoba (Swietenia mahagoni) –Ley 146 del 2011, y la rosa de Bayahibe (Pereskia quisqueyana) –Ley 146 del 2011, respectivamente, como ave, árbol y flor nacionales. Son maravillas de la naturaleza dominicana que deleitan nuestros sentidos y enervan las sensibilidades dominicanistas de quienes somos parte de esta tierra de gran belleza natural.

La rosa de Bayahibe, popularmente “mata de chele”, es una especie de cactus endémica del país, es decir, existente solo en la zona próxima a Bayahibe. Su imagen fue seleccionada por las autoridades monetarias dominicanas para aparecer en la nueva serie de papel moneda que ya está en circulación, en los billetes de 50, 100, 200, 500, 1.000 y 2.000 pesos, justo a la izquierda de la tira metálica de cada billete. Wikipedia describe este cactus como sigue: “Es un arbusto de hasta 6 m de altura, con el tronco revestido por numerosos grupos de espinas que brotan de un mismo lugar llamados areolas. Las hojas son elípticas de color verde brilloso cuando son nuevas. Las flores brotan de la parte terminal de las ramas, son muy vistosas con pétalos rosados. Sus frutos son globosos, verde amarillentos al madurar y contienen numerosas semillas negras. Es una especie dioica, es decir que hay plantas machos y otras hembras. Su reproducción requiere de la polinización por flores machos mediante insectos.

(https://es.wikipedia.org/wiki/Pereskia_quisqueyana)”.

En (http://www.jmarcano.com/ecohis/estudios/venen2.html), el Dr. Eugenio de Js. Marcano explica el significado del término alcaloide así:

“Se llaman alcaloides a unos compuestos nitrogenados complejos que tienen la propiedad de formar sales con los ácidos, los que actúan sobre el sistema nervioso, primero excitándolo y luego paralizándolo.” “El uso indebido de estos compuestos produce intoxicaciones; los encontramos en los vegetales aunque entre ellos se incluyen compuestos del reino animal como son la adrenalina y la bufotenina, los cuales pueden ser reproducidos también en el laboratorio.”

“Existen unos dos mil alcaloides reconocidos y todos se conservan bien en las plantas secas, siendo responsables de la toxicidad de ciertas plantas henificadas o de aquellas tisanas preparadas con hojas secas. Los alcaloides son de sabor amargo y algunos autores lo consideran como sustancia de desecho, otros como de reservas y los otros como vehículo para la circulación de las sustancias nitrogenadas en el organismo vegetal. Entre las principales plantas con alcaloides en la República Dominicana, todas tóxicas, se encuentran el cardo santo, el palo de burro, la maraquita, el chamisco, la higuereta, la cicuta, la peonía, el lino criollo, el cáliz, etc..

El Dr. Marcano también enumera plantas con heterósidos cianógenos, es decir, plantas que contienen sustancias que liberan ácido cianhídrico cuando son hidrolizadas. Este ácido es una sustancia de las más venenosas entre todas las naturales. Entre las plantas que los contienen se encuentran el sorgo, la cebada, la adelfa, la mal casada, el algodón, etc.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.