Historia de aportes a Rehabilitación del Gobierno Japonés

Compartir

2 de 2
El Gobierno de Japón, ha sido un aliado por excelencia de la ADR en toda su trayectoria de 57 años, en un país donde hay escasez de profesionales especializados para la Rehabilitación, ha sido también invaluable la asistencia técnica lograda, gracias a la visión de la Presidenta y Fundadora de la ADR, que exploró la modalidad de cooperación de aportes intangibles, a través de la asignación de voluntarios japoneses, que se mantiene en vigencia desde el año 1987, gracias a la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), recibiéndose alrededor de 28 voluntarios, de manera continua, siendo especial la contribución de especialistas en Terapia Ocupacional, Educación Especial, para la expansión de servicios en el interior del país, en Puerto Plata, Santiago, Ocoa, San Cristóbal, Santiago y San Francisco de Macorís.

En su momento fue posible la expansión al interior y el inicio de estos servicios, gracias al respaldo de voluntarios japoneses, en programas de Senior, de Edad Madura y de Cooperantes, que transfieren conocimientos y técnicas para la evaluación y tratamientos a contrapartes locales, quienes también han viajado a Japón para intercambio y entrenamientos puntuales.
En el 2011 se recibió un especialista japonés que apoyó la transferencia en el Laboratorio Ortopédico para desarrollar un nuevo molde denominado AFO Samurai.

A partir del 2018 y durante el año 2019, también se abre una nueva ventanilla de intercambio, que ha hecho posible que tres profesionales de la ADR, administradoras de los Centros de Bonao, San José de Ocoa, y Santo Domingo Oeste, participen en capacitaciones en Japón sobre Desarrollo Inclusivo, Rehabilitación Comunitaria, entre otras.

Por la valiosa intermediación de la Embajada Japonesa, se han facilitado recursos económicos a través del Programa de Donación Cooperación Económica No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana, para la dotación de equipos de Electroencefalografía (1992), equipo y placa procesadora de Rayos X, todavía en uso (1996), instrumentos Musicales (órganos, en el 2002) y aditamentos ortopédicos. El reciente aporte para la construcción y ampliación de las instalaciones de la ADR en Dajabón (2018-2019).

Se resalta además, el Proyecto aprobado por las Pymes Japonesas, por intermediación del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD), aplicando a la Convocatoria de la Cooperación Financiera No Reembolsable, tipo Non Project, recibiéndose equipos terapéuticos y quirúrgicos fabricados y licitados por Pymes Japonesas (2014-2016).

Es importante para nosotros que la comunidad dominicana y especialmente el Gobierno de Japón, sea plenamente consciente que la ADR, reafirma su compromiso con cumplir a cabalidad lo estipulado en el Proyecto, viabilizando un suministro oportuno de materiales y componentes, que en su mayoría son importados.

Reiteramos el compromiso que tiene la ADR en asegurar la integralidad en los servicios que se ofrecen a las personas con amputaciones, con la calidad y en las condiciones que demandan los nuevos tiempos: instalaciones confortables y accesibles, dotación de equipos de última generación, la formación y actualización continua del personal profesional y técnico, así como una atención con alta calidad humana y empatía, como factores claves, donde el eje central es la persona.

Agradecemos el esfuerzo solidario y generoso de la Embajada y del pueblo japonés, en beneficio de la Rehabilitación en el país y confiamos podamos continuar sumando esfuerzos y voluntades, para así hacer realidad este sueño compartido de ofrecer mejores y mayores servicios de rehabilitación integral, como derecho que asiste a todas las personas, sin importar su condición socioeconómica, nivel educativo, laboral, sexo o edad.

Nuevos Proyectos y Alianzas

Es así como también, motivados por la reciprocidad y lazos de hermandad y amistad, tenemos el interés de apoyar a que algunos de los sueños y visión del Embajador, también se hagan realidad en el país, sumándonos a los esfuerzos por continuar motivando apoyos y aliados para la concretización de la Casa o Museo del Inmigrante, como forma de rendir tributo a los cientos de inmigrantes que en el caso de los japoneses representan más de cuatro generaciones en el país, y con el enfoque global, se espera que el Museo, reseñe el impacto cultural y en las nuevas generaciones el valor de los antepasados del oriente y del occidente.

Los invitamos a ser parte de este nuevo reto que tenemos como País, así como también a visitar el Museo de Matemáticas Profesor Akiyama, inaugurado en el año 2017, que es el Museo del Caribe, y uno de los cuatro museos para el aprendizaje divertido de las matemáticas, de la autoría de este destacado profesor que también existe en Barcelona.

Este Museo es el resultado del esfuerzo conjunto de la Embajada del Japón, del JICA, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología y el Instituto Dominicano de Telecomunicaciones, y donde también el Embajador Hiroyuki Makiuchi, ha dejado sus huellas, colaborando además en la enseñanza de docentes en la metodología para que teoremas y fórmulas se aprendan usando representaciones gráficas, visibles, palpables y manejables, como nos expresa el Embajador.

Estamos confiados en que los estudiantes del país tengan una importante participación en la Olimpiada Internacional de Matemáticas del 2023 a celebrarse en Tokio, y que también se motiven a visitar el Museo Dominicano, estudiantes, jóvenes y adultos con discapacidad, demostrando que Se Puede, y que la Educación es la base para la superación personal y la inclusión social.

Gracias a Anniuska Castillo, Directora de Proyectos de Rehabilitación, por este aporte a lo que es la historia entre dos países amigos y Rehabilitación.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir