La película “Rey emérito”

Compartir

España no lo merece. O para decirlo desde la poesía-la más elevada forma de expresión de las palabras- es para sentirlo de la forma en que en una ocasión lo manifestara César Vallejo: “España aparta de mí este cáliz”.

Es de profundo pesar lo que ha acontecido con Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón Dos Silicias-Juan Carlos I- rey de España por 39 años (1975-2014), hoy rey emérito; pues se han descubierto entre sus actuaciones pasadas actos que desmeritan al Estado y que mucho ofenden a las tan dignas ciudadanas y ciudadanos españoles.

El caso más conocido y actualmente en investigación penal en varios países corresponde a dos procesos relacionados “las Cintas de Corina” y “los Papeles de Ginebra”. Que en resumen parten de la existencia de una cuenta de 100 millones de dólares depositados para el rey emérito por parte del gobierno de Arabia Saudita en un banco suizo a nombre Corinna zu Sayn, por intermediar ante empresas españolas que participaron en una licitación internacional; según testimonios fue negociada por Juan Carlos I y transferido el dinero a nombre Corinna zu Sayn de acuerdo a lo dicho relacionada sentimentalmente con él y que entran en conflicto al intentar el rey transferir de nuevo los fondos y bienes a su primo Álvaro de Orleans y Borbón.

Otra actuación para algunos simbólicamente peor que lo anterior es cuando el hoy rey emérito se fractura una pierna en abril de 2012 al caer desde las escaleras en un bungaló en Botsuana y se descubre que se encontraba en ese país practicando la cacería de elefantes, con proezas como la de haber abatido a un elefante de 50 años disparando con su rifle 7 veces.

La del rey emérito bien pudo haber sido su vida personal sin ningún interés para una sección como esta en la que se tratan temas de Gerencia y Estado; pero aunque parezca una película, es una gran lección y valiosa referencia para el mundo respecto a la necesidad de fortalecer al Estado y sus instituciones.

Esos deleznables actos personales de figuras tan relevantes en el funcionamiento del Estado no deben tolerarse, no hay impunidad que los justifique.

El rey emérito de España, el ex presidente de Francia Nicolás Sarkozy y cinco ex presidentes sometidos a la Justicia en Perú representan importantes tendencias hacia el fortalecimiento del Estado.

El rey emérito no encontró otra salida que abdicar en su hijo en el 2014 y recientemente y pendiente de otras cuentas, ha salido de España donde moralmente no hay espacio para él. Las naciones avanzan. No es una película.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir