Las Vegas y un periodista viajero

Las Vegas, Nevada (EE. UU.). A quien viaja al extranjero con asiduidad lo sindican como “viajero frecuente” y es considerado un beneficiario porque tiene la oportunidad de ganar premios que le llegan desde la línea área de su preferencia.
El viajero frecuente logra acumular millas lo que le permite obtener boletos gratis. Solo debe pagar los impuestos de un ticket que puede costar hasta U$1,200 dólares.

El pasado 28 de octubre, con una escala de tres días en la ciudad de Nueva York, emprendí un nuevo viaje a Las Vegas.

Las Vegas, una metrópolis que ha sido bautizada con varios nombres (“La ciudad del Pecado”, es el mote que con más frecuencia se le llama), es disfrutada por millones de turistas. Se calcula que entre 40 y 50 millones de turistas de todas partes del mundo llegan cada año a esta ciudad situada al oeste de Estados Unidos.

Llegué a Las Vegas con la misión de cubrir todo el proceso correspondiente a la millonaria pelea del boxeo mundial que protagonizaron el sábado seis de noviembre los púgiles Saúl -Canelo- Álvarez, de México, y el estadounidense Caleb Plant.

Tuve el privilegio de ser el único periodista dominicano -entre más de 400 reporteros, la mayoría mexicanos y estadounidenses- que estuvo por estos predios con el objetivo de realizar mi trabajo para periódico elCaribe digital; el programa Momentos del Boxeo y la Revista Deportiva que dirige el apreciado colega Frank Camilo.

Mi estancia en esta ciudad fue de seis días que abarcó todo el proceso de la parafernalia que tradicionalmente se organiza para promocionar una pelea de trascendencia mundialista.

La noche del combate Canelo Álvarez vs Caleb Plant constituyó el día más complejo desde la previa hasta su conclusión.

Después de la pelea, obviamente, había que escribir la crónica. A la 1:28 de la madrugada terminé mi trabajo. Además, tenía que escribir otra nota del combate entre el dominicano Elvis Rodríguez y Juan Pablo Romero, mexicano. Fue una victoria para el criollo.
Como viajero frecuente, solo en Nueva York llevo más de 100 viajes. Y a Las Vegas he venido unas 20 veces, en misión de periodista.

Este noviembre me tocó volver a cumplir con una delicada tarea profesional: Cubrir otra millonaria pelea en la que Canelo Álvarez se llevó a sus arcas casi 50 millones de dólares.

A mi rol de reportero se sumó el haber disfrutado -de nuevo- del glamour de Las Vegas, “La Ciudad del Pecado”.

¿Por qué no escribirlo?

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.