PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo/porque no es lo que importa llegar solo ni pronto/sino llegar con todos y a tiempo. -León Felipe

Pocas descripciones como esos versos del poeta español ilustran la forma en que el presidente Luis Abinader está ejerciendo su liderazgo, con la mezcla de lucidez, prudencia y firmeza que debe guiar la administración de los países en circunstancias tan difíciles como las que vive hoy el mundo.

Dos desempeños de Abinader reflejan el ejercicio de liderazgo socialmente responsable con que se está conduciendo y que tanto necesitamos de todos aquellos que ostenten calidad dirigencial.

Su decisión de aguantar las alzas de la tarifa eléctrica contenidas en el Pacto Eléctrico, y la madurez con que condujo el proceso de concertación que llevó a que el Congreso Nacional aprobara la ley de Extinción de Dominio para Decomiso Civil de Bienes Ilícitos.

El Presidente dejó claro que cargar nuevos aumentos a la tarifa eléctrica no es oportuno en estos momentos y planteó que el CES estudie el tema. En lo que eso camina, la Superintendencia de Electricidad desautorizar aumentos previos.

El otro tema es la aprobación y promulgación de la Ley de Extinción de Dominio, una herramienta que permite al estado recuperar el patrimonio público apropiado delictivamente.

Abinader se había comprometido con la aprobación de esa legislación lo que no hizo ninguno de nuestros presidentes anteriores, a pesar de que ha estado vigente desde hace tiempo en las democracias modernas.

Dirigentes de oposición que antes estuvieron cargos en el estado vieron en la ley ayer promulgada la posibilidad de que actuales o futuras autoridades los persiguieran por asumirse que habrían incurrido en irregularidades.

Cuando se pensaba que con su mayoría en el Congreso y su influencia como jefe de estado y de gobierno Abinader iba a pelear diferencias con los partidos de oposición representados en el Congreso, el Presidente logró que los líderes congresuales del PRM concertaran las diferencias y se aprobara la ley.

Abinader mostró que su preocupación no son retaliaciones pequeñas, sino el futuro institucional y que la norma anticorrupción quedara establecida, para que en el futuro el país cuente con una herramienta que le permita defenderse de los corruptos.

El Presidente es coherente con su posició frente a la corrupción y la impunidad. Recuérdese que al participar en la primera Gran Marcha Verde dijo a la prensa que la demostración marcaba un antes y un después y que al juramentarse como presidente de la República, uno de sus primeros decretos fue nombrar a Mirian Germán y a Yeni Berenice Reinoso como procuradoras General y Adjunta de la República, en señal de apoyo a la creación de un Ministerio Público independiente, que antes no lo fue.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Nelson Marte