¡Dios lo dijo!

Cada día son más los que usan su pasado como un amante para desahogar penas y vivir de recuerdos vanos; sus almas pesimistas necesitan urgentemente experimentar lo que Dios les ha reservado! La fe nos saca del pasado y la determinación nos acerca a un mejor futuro.

Entonces, capitaliza tu fe, consolida tu determinación, enfoca tu potencial, usa positivamente tus emociones y vuelve a vivir, encuéntrate con tu mejor temporada; tus penosas experiencias no son la referencia, vales mucho, puedes, date el lujo de vivir a plenitud. La vida pudo ser un duro adversario pero Dios es un gran aliado, toma su mano y aférrate a aquel que dijo, “yo sé los planes que tengo para ti, planes de bien y no de mal para darles el fin que esperan...”

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.