Invierte bien

Existe una diferencia entre esperar el momento perfecto y el oportuno, Eclesiastés enseña que para todo existe un tiempo oportuno, no habla de circunstancias perfectas sino de decisiones correctas, pero dice más, “todo está bien en su momento oportuno” dejando claro que el tiempo de dudar no te llevará al momento de lograr. Cada momento oportuno está precedido de un tiempo de preparación, en la mano de Dios están nuestros tiempos, pero nuestro momento en las nuestras, para ello debemos estar más que listos! la brecha entre tu tiempo y tu hora se llama elección, y entre tú hora y tu momento se llama compromiso. No necesitamos un momento perfecto, pero indudablemente tu momento oportuno llegará. Tiempo es el precio que pagamos para darle valor a nuestra vida, invierte bien.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.