PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Madrid. De paso por esta capital turística europea para un encuentro en la Universidad Complutense, dedicado al padre de la Nueva Teoría Estratégica y profesor de esta academia, Rafael Alberto Pérez, gran amigo de República Dominicana, fallecido, en la conversación con amigos surge la pregunta sobre las razones del reconocido éxito de las estrategias dominicanas gestionando la pandemia.
Las noticias circulan. Se habla de la buena nota asignada por el Fondo Monetario Internacional, el reconocimiento de la Organización Mundial del Turismo por ser el primer país en recuperar el turismo; de la superación de las estadísticas turísticas registradas en el 2019, de la intervención del presidente Luis Abinader en la asamblea de la Organización Mundial de la Salud y de sus dos participaciones en el Foro Económico Mundial (FEM), en Suiza.

República Dominicana está de moda. El país y su Gobierno deben aprovechar esta ola positiva que atrae turistas e inversiones, a la que se suma el comportamiento positivo de la mayoría de los indicadores relacionados con el turismo que se miden en el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo (TTDI), que elabora el FEM, presentado esta semana en la reunión en Davos.

En el 2021, en comparación con el 2019, mejoramos la calificación en este el Índice. Pasamos del puesto 72 al 69 en el ranking de 117 países en solo 12 meses, a pesar de la crisis. Mejoramos la puntuación en indicadores claves: ambiente para los negocios, prioridad al turismo, salud e higiene, apertura internacional, competitividad y seguridad.

En esta evaluación independiente en la que no participa el Gobierno Dominicano, RD también avanzó en infraestructura para el transporte aéreo (posición 41), infraestructura para el turismo (posición 41) y sostenibilidad ambiental posición (47). Necesita la atención del Gabinete de Turismo, y de los ministerios de Medio Ambiente y Cultura, que mientras el país ganó la posición 69, en los recursos naturales nos quedamos en el puesto 75 y en los recursos culturales el 76. En cambio, en lo que respeta a la atención al sector turismo por parte del Gobierno y del sector privado, pasamos de la posición 20 en el 2019 a la 10 en el 2021. Esto quiere decir que en esa lista de 117 países nos colocamos en los 10 primeros en este indicador.

La lista de logros es más amplia que lo que cito. Considero que el presidente Abinader y su gobierno tienen buena nota en turismo. Pero partiendo de mi frase favorita, con la que afirmo que “nunca algo es tan bueno que no pueda ser mejor”, pregunto: ¿Cuál es el siguiente paso? Superamos la crisis de la pandemia que liquidó el turismo en el 2020, con una estrategia que ha ganado aplausos de instancias independientes. Pero en los pasados 26 meses el mundo cambio y se plantean nuevos retos ¿tenemos una estrategia y su plan para la siguiente etapa?

Visto con la tranquilidad que se mira el escenario desde Madrid, todo lo que debe enfrentar, el Gobierno y el sector privado turístico es retador. Abinader dijo en Davos que es difícil planificar en momentos de incertidumbre. Peor es no tener una estrategia y su plan. El TTDI es una buena guía para comenzar. No dice dónde tenemos que mejorar. Sería interesante sumar al Gabinete de Turismo la visión de expertos que no sean empleados del Gobierno y reconocidos por su independencia de criterios en turismo.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Manuel Quiterio Cedeño