Triatlones y cobertura médica adecuada

Competencia de triatlón.

El deporte del triatlón se estableció en la década de 1970 y ha aumentado rápidamente en popularidad. El triatlón combina los deportes de natación, ciclismo y carrera en un solo evento en varias distancias. El orden oficial de los eventos es la natación, seguido del ciclismo y el final con una carrera (Strock, et al., 2006).
El primer triatlón celebrado en 1974 en Mission Bay en los Estados Unidos consistió en 457 metros de natación, 8 kilómetros de ciclismo y 9.6 kilómetros de carrera. Uno de los participantes en este evento más tarde se convertiría en el fundador de la competencia de triatlón Ironman en Hawái, celebrado cuatro años más tarde. Este evento consistió en nadar 3.8 kilómetros, seguido de 180 kilómetros de ciclismo y 42.2 kilómetros de carrera.

Hoy los eventos de triatlón generalmente se dividen en eventos cortos (“divertidos”), eventos de velocidad (750m de natación, 20km de ciclismo, 5km de carrera), distancias olímpicas (1.5km de natación, 40km de ciclismo, 10km de carrera), distancias de Iron-man (3.8km de natación, 180km ciclo, maratón de 42.2 km) y eventos de Triple Hierro (11.4 km de natación, 540 km de ciclo, 126.6 km de recorrido).

El Iron-man en Long Island en Hawaii capturó la atención de los medios y el deporte se hizo cada vez más popular. En los Juegos Olímpicos de Sydney en 2000, el triatlón fue catalogado como una disciplina olímpica por primera vez (Dallam, et al., 2005).

La distancia de Iron-man es el triatlón de larga distancia más popular, con decenas de miles de atletas por todo el mundo compitiendo para clasificarse para el Iron-man Hawái cada año .En total son 28 carreras a nivel mundial que ofrecen clasificación para este evento.

Aunque los eventos de Iron-man se encuentran entre los triatlones de larga distancia más populares en todo el mundo y los datos médicos se registran comúnmente, hay una necesidad de datos en curso sobre las lesiones y los perfiles de enfermedad de los atletas durante estos diversos eventos (Andersen, et al., 2013; McHardy, et al., 2006; Strock, et al., 2006).

La importancia de lo que hoy escribo se pone de relieve por el hecho de que estos atletas de ultra distancia están expuestos a numerosas condiciones ambientales y demandas fisiológicas en exceso de las que los atletas que participan en eventos individuales de duración similar. En consecuencia, tal evento requiere un sistema médico y de emergencia que tenga como objetivo aumentar la seguridad de los competidores y una gestión de riesgo positiva, que reduzcan el riesgo de responsabilidad para patrocinadores y organizadores de eventos (Dallam, et al., 2005) .
La vigilancia de lesiones también proporciona información epidemiológica importante y sirve para formar las instrucciones en la prevención de lesiones. Por igual son útiles para monitorear los cambios a largo plazo en la frecuencia y circunstancias de la lesión, que es muy recomendable para eventos multideportivos (Junge, et al. 2008).

La no planificación y la reducción de costos para evitar las emergencias médicas en los eventos deportivos (no solo en el triatlón) por el solo hecho de que son pocas y no han tomado vida en los eventos anteriores, es un acto irresponsable y no exime que en un futuro no se presenten y pueda desacreditar un evento deportivo y lo que es peor hacer que ocurra una muerte en un atleta sin que pueda evitarse.

¡Cuidemos a nuestros atletas!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.