60 mil estudian educación, pero sólo habrá 20 mil vacantes

Alrededor de 60 mil bachilleres están matriculados en la carrera de Educación en las distintas universidades, pese a que, según las estimaciones del Ministerio de Educación, el sistema sólo podrá captar a unos 20 mil hasta el año 2024.

La advertencia la hizo ayer el ministro Andrés Navarro, quien vaticina que esta situación podría acarrear, incluso, en manifestaciones de violencia por parte de los futuros profesores que encontrarán escasas oportunidades para ejercer esa profesión en el país. “¿A dónde vamos a colocar a esos 40 mil súper numerarios que con su deseo de desarrollar una profesión no se dan cuenta que jamás podrán entrar a las aulas?”, cuestionó.

El funcionario reconoció que, de alguna manera, el Estado tiene parte de esa responsabilidad por generar grandes expectativas en torno al magisterio, por lo que aprovechó su disertación en un Foro Educativo sobre innovación en la transformación educativa, organizado por la Asociación de Instituciones Educativas Privadas (Ainep), para exhortar a los estudiantes a repensar si realmente si van a estudiar educación, carrera para la cual se ha establecido un nuevo currículo en la formación inicial de docentes y criterios de admisión, que incluye la aprobación de la Prueba de Orientación y Medición Académica (POMA) y posteriormente la Prueba de Aptitud Académica (PAA) del College Board, con lo que se busca captar a los mejores. “Ya no cualquier estudiante va a poder estudiar educación. Eso se acabó”, dijo.

Apuesta a nuevo currículo

Navarro manifestó que más allá del programa de edificaciones escolares que, a la fecha ha supuesto la construcción de 24 mil nuevas aulas de las 28 mil proyectadas de cara al año 2020, el cambio más trascendental de la llamada “Revolución Educativa” es la adopción del nuevo currículo basado en competencias, que busca producir un cambio de paradigma en el desarrollo de habilidades y conductas en los estudiantes y en la relación profesor-estudiante.

En ese sentido, dijo que el mayor desafío actual es reducir las brechas entre lo que establece la normativa, lo que saben los profesores y lo que terminan aprendiendo los estudiantes. Agregó que para lograr que la gran inversión que destina el Estado al sector educativo que, para el año 2019 se proyecta en RD$170 mil millones, tenga sentido se debe hacer una transformación real e innovadora en otras áreas, como la que acomete el Gobierno en la formación de docentes de excelencia, en la mejora de la gestión de los centros educativos y en el involucramiento de las familias en la escuela para el correcto seguimiento y estimulación curricular de sus hijos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.