Actores de la municipalidad piden unificar las elecciones

Johnny Jones, secretario general de la Liga Municipal Dominicana.

El secretario general de la Liga Municipal Dominica y los presidentes de las federaciones de Municipios, de Distritos Municipales y Mujeres Municipalistas solicitaron a las autoridades que en una eventual modificación a la Constitución se unifiquen las elecciones municipales, con las congresuales y presidenciales del 2020.

Los representantes de la municipalidad plantearon que unificar estos procesos evitaría la realización de dos elecciones con una diferencia de tres meses en un mismo año, hecho que en las actuales condiciones podría acarrear problemas económicos y traumas políticos al país.

“Es nuestro principal interés, solicitar de ustedes; que ante una eventual revisión de la Carta Sustantiva, se evalúe la imperiosa necesidad de revisar las disposiciones contenidas en los Artículos 209 y 274 de la misma, con el sabio propósito de unificar los procesos eleccionarios previstos para el año 2020, manteniendo los diferentes niveles de elección”, indicaron. La solicitud fue hecha por Johnny Jones, secretario general de la LMD; Rafael Hidalgo, presidente Fedomu; Ramón Santos, presidente de Fedodim; Claudia Mercedes, presidente de la Asociación Dominicana de Regidores (Asodore); Richard Vásquez, presidente de la Asociación Dominicana de Vocales (Adova) y Teresa Ynoa, presidente de la Unión de Mujeres Municipalistas Dominicanas (Unmundo).

El documento fue dirigido al presidente del Senado, Reynaldo Pared Pérez; Radhamés Camacho, presidente de la Cámara de Diputados; Julio Cesar Castaño Guzmán, presidente de la Junta Central Electoral y Román Andrés Jáquez Liranzo, presidente del Tribunal Superior Electoral. Los representantes de la municipalidad están altamente preocupados por la cronología de procesos electorales pautados para el próximo año 2020 y las implicaciones que devienen de su realización en la forma en que los mismos fueron erróneamente previstos.

Las elecciones municipales están programadas para febrero del 2020, mientras que las presidenciales y congresuales para el mes de mayo. “Febrero es el mes de nuestra nacionalidad, de nuestras principales fiestas regionales, de carnaval y su impacto en el sector turístico, además del valor patrio de nuestras celebraciones. Sin dudas que un proceso electoral en tales fechas se vería afectado y afectaría sensiblemente tales celebraciones ancestrales”, argumentan.

Estiman que el costo de dos elecciones cuasi simultaneas es impracticable en términos financieros y logísticos para el país, más aun si se contempla la posibilidad de que se produjera una “segunda vuelta electoral”; hecho este que traería un eventual colapso financiero y eventualmente político, dado sus implicaciones y complejidades. “Procesos eleccionarios separados por espacios tan precarios, haría imposible evitar el influjo de un proceso sobre el siguiente, dado la cercanía de los mismos. Tanto el resultado electoral como las eventuales consecuencias pos-proceso de las elecciones de febrero, contienen una amplia posibilidad de riesgo que pudiera afectar al proceso en mayo”, afirman.

Comicios
Los actores urgen estudiar, modificar y actualizar los artículos 209 y 274, entre otras disposiciones para la unión de los comicios”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.