PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Podemos

A penas faltan 48 horas para finalizar el 2016, en el cual se han operado eventos importantes para toda la humanidad, incluyendo nuestro país. En el mismo se celebró la elección presidencial 2016-2020, al igual que cambios en el gabinete. Es buen&#8230

¡Podemos!

Los puertorriqueños están solazados con la nueva noticia de que después de 30 años están produciendo por primera vez arroz. Un verdadero acontecimiento en un conglomerado que se acostumbró a los subsidios masivos de Estados Unidos y se afirmó&#8230

¡Podemos!

Estamos impresionados con el dato de que más del 60 por ciento de los cinco millones de propietarios de teléfonos móviles de prepago han registrado sus datos personales en las diferentes compañías suplidoras del servicio, en menos de una semana.

A penas faltan 48 horas para finalizar el 2016, en el cual se han operado eventos importantes para toda la humanidad, incluyendo nuestro país. En el mismo se celebró la elección presidencial 2016-2020, al igual que cambios en el gabinete. Es buen momento para reflexionar sobre el compromiso que cada uno de nosotros como ciudadanos debe asumir con nuestras autoridades, las cuales no deben trabajar solas ya que el desarrollo de un país va a depender de todos. Tenemos por costumbre cargar a éstas la responsabilidad de todos los males que suceden en el país; no obstante, hay que entender que al igual que en la familia, es entre todos que tenemos que empoderarnos para que puedan ser logrados los cambios que esperamos. En cuanto a la familia, centro de tema nuestro en los 12 meses del año, aunque parezca sencillo, lo más simple que acontezca dentro de un hogar repercute sobre todos sus miembros. Iniciemos el 2017 con la actitud de trabajar dentro de nuestros hogares evaluando cómo nos estamos desenvolviendo y cómo está el orden de prioridades. ¿Cuál es tu orden en cuanto a qué es importante o no? ¿Es prioritario el tiempo, afecto, respeto, tolerancia, valores o ni siquiera tienes espacio para evaluar si se están dando o no los mismos?, ¿Cómo está tu vida espiritual? ¿O nunca la has evaluado?, recordándote que somos seres tripartitos (espíritu, alma y cuerpo). De ti depende, empecemos elaborando una lista de cuáles cosas consideras debes cambiar dentro de tu familia, en cuanto a la sociedad, qué puedes aportar en áreas tan vulnerables como el tránsito, cumplimiento de leyes, respeto a tus vecinos, ceder cada vez que sea necesario… Sea propósito de todos un 2017 de cambios sin precedentes, sacar lo mejor que tenemos sin exigir en ocasiones que los demás te den cosas que quizás carecen con las cuales viven luchando, como por ejemplo la tolerancia, el respeto y de manera especial reconocer que dichos cambios solo se operan asumiendo que el compromiso para los mismos es de todos. Por último, si lo que dices no suma y aporta para el crecimiento de tu entorno, enmudece y calla.

Posted in Sin categoría

Los puertorriqueños están solazados con la nueva noticia de que después de 30 años están produciendo por primera vez arroz. Un verdadero acontecimiento en un conglomerado que se acostumbró a los subsidios masivos de Estados Unidos y se afirmó en un proceso de industrialización con pocos componentes locales. Abandonaron una de las bases de sustento nacional: la agropecuaria.

Otros territorios isleños también han descuidado la agricultura. Pero deberían repensarlo muy bien. Los dominicanos por el contrario nos afirmamos cada vez más en la tierra.

Lamentablemente vivimos auto flagelándonos. Hablando mal de nosotros mismos, diciendo que somos lo último en todo. No reconocemos ciertos progresos, aún en medio de las dificultades y limitaciones.

Pero debemos celebrar lo que seguimos siendo: una nación de productores que apuesta su fortaleza en el trabajo, en el sacrificio y el esfuerzo. En el empeño de todos por vivir mejor, sin esperar la ayuda solidaria de los países grandes y ricos, que no es mala, pero de la cual no debemos depender. Nunca.

Otras naciones vecinas –por sus propias circunstancias- se afirmaron en los programas de colaboración solidaria de aliados o de una ayuda humanitaria muy buena, pero que tiende a limitar el crecimiento.

Es oportuno que digamos que los dominicanos nos fajamos sudando la gota gorda. Que los aguacates, los plátanos, los guineos, los pollos, las carnes de cerdo y vaca, de chivo y ovejo; el arroz y un importante porcentaje de las habichuelas y gandules, todos los bastimentos que nos comemos todos los días, sin mencionar una gama enorme de frutas y verduras, se cultivan aquí. Para no cansar: más del 85% de los productos de la agropecuaria. Y otros rubros agrícolas o procesados por la agroindustria.

Claro, la diferencia viene de afuera, sea para el gran público o para las élites, que las tenemos, que se dan sus gusticos. Pero no nos morimos de hambre. Aquí se trabaja con cojones para no desfallecer. Ni vivir de donaciones ni dádivas de los grandes.

Apreciamos muchísimo que los puertorriqueños reaccionen y descubran que pueden. Mientras, celebrémonos. ¡Podemos! Y avanzamos a más…

Posted in Sin categoría

Estamos impresionados con el dato de que más del 60 por ciento de los cinco millones de propietarios de teléfonos móviles de prepago han registrado sus datos personales en las diferentes compañías suplidoras del servicio, en menos de una semana.

¿Qué permitió que una avalancha humana acudiera a los establecimientos de las compañías, o utilizara los medios electrónicos para mantener activas sus líneas de teléfonos, en un país donde las personas escasamente cumplen las obligaciones en los plazos previstos en las disposiciones del Estado o de la misma ley?

Podría decirse que se impuso la ley de la necesidad, en una cultura nueva donde tiene tanto peso el valor de la comunicación a distancia. Pero no creemos que ese factor fue decisivo.

Estamos persuadidos de que las personas se dieron cuenta de que las autoridades habían procedido con la determinación de que el plazo de vigencia de esos móviles no sería extendido. Ya habían pasado seis meses para que las diligencias con ese propósito fuesen realizadas y pocos se animaron. Sólo cuando el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) les dijo clara y rotundamente a las telefónicas que no habría un nuevo plazo, la masa se movilizó.

El caso es interesante acerca de la posibilidad de contribuir a construir una cultura distinta entre los dominicanos para el cumplimiento de las normas previstas en la ley.

La actitud de las autoridades es clave en ese propósito. Los directivos de Indotel fueron claros y mandaron un mensaje contundente. Fue una ordenanza sin retroceso, que empujó a la población a actuar en una dirección.

Muestra que los dominicanos podemos someternos a las reglas, a los procedimientos dictados por la Administración y a los imperativos de la ley.

Pese a lo sensible del tema por el volumen económico que envolvía, se impuso la autoridad. Para eso se requiere que la autoridad se ampare en la legalidad, sin excesos.

Asimismo, la medida es un paso de avance en la lucha contra la criminalidad y para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana. Se complementa con la implementación reciente del servicio de emergencia 9-1-1.

¡Podemos!

Posted in Sin categoría
agency orquidea

Más contenido por Redacción