¡Coraza de campeón!

La panorámica de un vistazo, recreada en la fotografía de un recuerdo puede ser mas que suficiente para alguien que, mientras moldea el barro se proyecta en la escultura. Su corazón está erguido ante el firmamento, sus manos aunque muestren alguna torpeza e inexperiencia aprietan nexos estrechos con el anhelo de triunfo que terminará develando sus condicciones excepcionales. Pertenece al grupo de los que nunca están desprevenidos ni distraídos y cuando reaccionan lo hacen con una respuesta pensada fuera del cuadrante, su imaginación asertiva y su recurrente creatividad no les permiten ser vencidos ni por la contradicción, la segregación o la implacable discriminación. Tienen coraza de campeón y viven convencidos de los pies a la cabeza, porque la palabra de Dios es su certeza, que en su nombre harán proezas!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.